El Ateneo de Salamanca ha acogido este jueves un acto de homenaje y recuerdo al diestro salmantino Paco Pallarés, fallecido el 20 de noviembre de 2006. Pallarés enamoró a la afición a finales de los sesenta y primeros setenta con un toreo clásico y elegante. Nacido en La Fuente de San Esteban tuvo un exitoso despegue novilleril e ilusionó de forma especial a la afición taurina salmantina. Un accidente de coche truncó su carrera profesional que siempre estuvo dedicada al mundo de los toros, como empresario y como apoderado de toreros.
 
Hombre bondadoso, numerosos amigos y admiradores lloraron su prematura muerte. Ateneísta y apasionado del ajedrez, en cuyos salones lo practicaba a diario. Paco Pallarés dejó la indeleble impronta de su carácter afable como persona e inculcó un especial espíritu de sacrificio, romanticismo y calidad humana a todos aquellos toreros a los que aconsejó y apoderó. Su paso por los ruedos, aunque breve, no dejó indiferente a nadie.
 
El Ateneo ha querido recordar su figura y su época en un encuentro al que acudieron Santiago Martín 'El Viti', padrino de su alternativa en Salamanca; José Daniel Hernández, amigo; Ricardo Sánchez Marcos, matador de toros a quien dirigió; Pedro Pallarés, hermano; y Fermín González, comentarista taurino que vivió muchas tardes de Pallarés como novillero.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído