Javier Castaño fue el triunfador de la 'miurada' de Pamplona con el menos 'miura' de los 'miuras' que salieron por toriles: el tercero. Un toro que la tomó con nobleza y cierta movilidad, sobre todo por el izquierdo, y con el que Javier Castaño ofreció una actuación notable: nadie apostó por el toro y él sí, para mostrar no sólo firmeza e inteligencia, sino también templanza. Especialmente en dos series al natural, informa mundotoro.com

Esto fue lo único rescatable de una tarde en la que Rafaelillo y Fernando Robleño tuvieron que vérselas con dos lotes de imposible lucimiento. Los dos mostraron su profesionalidad, su destreza y su habilidad para manejarse en estos terrenos, pero su balance artístico difícilmente pudo ser mayor de lo que fue.

1º. Número 43. 'Primera'. 595 kg. Para Rafaelillo

'Primera' ya está en el ruedo. Rafaelillo lo recibe con dos faroles de rodillas y varios lances a la verónica. Entra con la cara arriba al caballo y se duerme con él. Hace lo mismo en el segundo puyazo. En banderillas echa la cara arriba y la cuadrilla resuelve con ligereza. Rafaelillo brinda al público. Toca esfuerzo, porque el toro echa la cara arriba, se revuelve. Rafaelillo, capacidad y entrega. La labor no puede tener brillo, pero el murciano conoce estos terrenos y se muestra capaz con él. Tiene mérito lo que está haciendo. Faena de mucho valor y capacidad, de torero experto. Mata con habilidad.

2º. Número 10. 'Redondo'. 570 kg. Para Robleño.

Fernando Robleño también recibe de rodillas al segundo, un toro de Miura amplio de cuerna, que no se abre mal en los primeros lances. Empuja con un pitón en el primer encuentro con el caballo. En el segundo, cumple. En banderillas echa la cara arriba, pero no toma del todo mal los capotes. Robleño también brinda al público. Inicia faena en el tercio y logra extraerle tres derechazos. El toro no tiene clase, pero tiene movilidad. Por el izquierdo, el toro es algo más incómodo y, además, hace su aparición el viento. Vuelve Robleño al derecho, que está firme y decidido con él. El toro ha tenido nobleza y cierta movilidad, pero sin terminar de entregarse. Estocada corta. Recurre al descabello y acierta a la segunda. De haber matado bien, podría haber logrado un trofeo. Saluda una ovación.

3º. Número 85. 'Intruso'. 565 kg. Para Javier Castaño

Ya está en el ruedo el tercero, para Javier Castaño. Toro castaño, distraíd, entra con la cara arriba en el caballo y sale escupido. En el segundo, también con la cara alta, se emplea un poco más. Espera mucho en banderillas y pone en apuros a David Adalid. Echa la cara arriba siempre. Valiente David Adalid. Inicia faena sentado al hilo de las tablas en un silla y firma cinco muletazos sacándolo un poco al tercio. Se va a los medios y le cita desde lejos: también ahí le salen las cosas y logra otra tanda. Está molestando ligeramente el viento, pero Castaño parece haber entendido al toro: cites fuertes, dejándosela puesta. Por el izquierdo, también lo logra y firma cinco naturales templados. Otra serie más sobre el izquierdo: muy templados. Faena sobresaliente de Castaño con un toro por el que nadie habría apostado a priori. No hubo sólo firmeza e inteligencia en su labor, sino templanza y sentido del espectáculo. Cobró una gran estocada.

4º. Número 41. 'Vagoneta'. 560 kg. Para Rafaelillo

El cuarto ya está en el ruedo, es un toro sardo, montado arriba. Entra al peto por los pechos en el primer encuentro y en el segundo tampoco se emplea demasiado. En banderillas esperó mucho y en la muleta es muy complicado. Siempre rebrincado, se revuelve, busca al torero. Rafaelillo hace acopio de profesionalidad, lo intenta en vano y logra una estocada fulminante.

5º. Número 4. 'Carmelito'. 640 kg. Para Fernando Robleño

El quinto ya está en el ruedo. Fernando Robleño lo lancea a la verónica en los medios: le cuesta irse de los engaños. Salió suelto del primer puyazo y en el segundo se dejó pegar, pero sin emplearse y con la cara alta. En banderillas, va siempre con la cara alta y espera. Complicado. En la muleta es un toro gazapón, que está siempre con el torero. Robleño lo intenta, pero es imposible. El toro no se entrega en ningún momento. Aunque el toro no da ninguna opción de lucimiento, Robleño sabe que es su último cartucho y se empeña con él. Entra a matar y pincha. Mete la mano con habilidad y cobra una estocada defectuosa.

6º. Número 20. 'Navajito'. 640 kg. Para Javier Castaño

'Navajito' fue el protagonista del encierro esta mañana. Es un torancón de 640 kilos, alto. En el primer puyazo, se deja pegar. Cumple también en el segundo. Arrolla en banderillas y, en el tercer par, está a punto de herir al rehiletero. Castaño inicia faena sacándolo a los medios. Hay que llevarlo con mucha limpieza, porque cuando toca los engaños, su embestida se descompone. La toma sin clase, pero Castaño logra extraerle algún muletazo. Sale de la muleta pegando un derrote que desluce mucho el pase. El diestro intenta no violentarlo, aunque resulta muy complicado. Cobra una estocada entera.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído