El novillero Juan De Dios vivió una jornada agridulce en Lumbrales al lograr una oreja en su primer novillo y resultar herido justo al final de la faena del segundo tras haber cuajado una gran actuación. 

 

Situado de rodillas frente a los pitones del toro, el novillero resultó volteado al ser empitonado en la pierna derecha. Ya en el suelo, recibió una enorme paliza que le hizo quedar inconsciente sobre la arena.

 

Tras unos momentos iniciales de incertidumbre se descartaron daños vasculares graves. El equipo médico que le atendió explicó que sufre una cornada de 10 centímetros con afectación del músculo vasto interno.

 

El compañero de festejo del novillero herido, Iván González, logró cortar dos orejas ante unos muy bueno novillos de Santiago López Chaves.   
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído