Primer festejo de abono en la Feria Taurina de Salamanca. Y primera entrada por debajo de los previsto. Nada que ver con los tres cuartos de días precedentes con el tentadero público y la clase práctica de la Escuela de Tauromaquia. Pero claro, eran gratuitos. A la hora de rascarse el bolsillo, el aficionado no se ha decantado por la novillada.

Un cuarto de entrada en unos tendidos muy dispersos en la plaza de toros de La Glorieta. Más concurrida la grada joven, con precios más asequibles, para sumar unas dos mil personas en el coso charro.

Con la primera de abono llegaron algunos de los habituales, como el empresario afincado en Barcelona y Medalla de Oro de Salamanca, Silvestre Sánchez Sierra, o Ángel Castro. José Luis Mateos padre, Rafa Sierra y Pedro San Ricardo también estuvieron este viernes en La Glorieta. O toreros como Damián Castaño, Eduardo Gallo y Paco Ureña, apoyando a sus compañeros novilleros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído