El quinto encierro de los Sanfermines con los toros de la ganadería de Jandilla ha sido muy rápido y tranquilo con unos toros que han corrido a gran velocidad durante toda la carrera, generando cuatro traumatismos por varios atropellos de mozos. Lo han hecho muy hermanados hasta el último tramo, donde dos toros se han caído en la bajada del Callejón. Uno de ellos ha conseguido levantarse para volver a caerse poco después en el mismo callejón encima de varios mozos.

Este toro negro ha estado a punto de cornear en el cuello a uno de los mozos amontonados a su lado. Su cuerno ha tocado el cuello del corredor, pero en principio no ha sufrido herida alguna ya que los servicios sanitarios no han informado de ninguna atención médica en la plaza. Finalmente, ambos toros han conseguido levantarse para poder terminar la carrera en 3 minutos y 4 segundos, evitando la consecución por parte de sus hermanos de un encierro rapidísimo, que hubiera rozado los 2 minutos.

Los toros han comenzado la carrera muy hermanados subiendo por la cuesta de Santo Domingo a gran velocidad. Su rapidez ha impedido las carreras de los mozos delante de sus astas, ya que quien lo ha intentado se ha visto arrollado, aunque sin ser corneado. El agrupamiento de los astados ha continuado hasta la bajada del callejón, donde dos de los toros han besado el suelo. Uno de ellos ha podido levantarse por sí solo, pero el otro ha continuado en el suelo. El mismo toro que ha logrado reincorporarse a la carrera ha vuelto a caerse en el interior del Callejón, pero esta vez encima de varios mozos. Ambos toros han necesitado la ayuda de varios corredores para recuperar la verticalidad y finalizar el encierro con éxito.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído