Los matadores Damián Castaño y Saúl Jiménez Fortes se encumbraron como triunfadores en el primero de los festejos de Guijuelo al cortar dos orejas ante sus adversarios de la ganadería de Adelaida Rodríguez. Especial mérito tiene el malagueño, que hubo de sobreponerse de la devolución a corrales del primero de su lote pese a lo que logró cortarle la primera de las dos orejas.

En una tarde algo desapacible y ante una plaza que a punto estuvo de colgar el ?No hay billetes?, la terna, completada por el ledesmino López-Chaves, rayó a gran altura ante una corrida desigual con algunos animales completamente incapaces de embestir por momentos.

Los tendidos disfrutaron con las ganas de agradar de los toreros que, en el caso de Castaño, no fueron suficientes para sobreponerse al segundo de su lote, un astado que apenas le dio juego. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído