El torero sevillano Esaú Fernández volvió a pisar el municipio de Vitigudino, pero en esta ocasión para enseñar sus dotes como torero a los más pequeños. 

Día tras día, las clases de toreo permiten observar la gran evolución de los niños a la hora de manejar el capote y la muleta. 

Como ya hicieran a las órdenes de Domingo López Chaves, los pequeños aprendieron diferentes suertes bajo la batuta del matador andaluz, que se mostró muy cercano ante unos niños que seguían atentísimos sus explicaciones.

Este lunes se celebrará la sesión final en la que se entregarán los premios a todos los participantes de estas actividades tan taurinas. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído