Minutos antes de comenzar la corrida había dudas sobre si llegaría a celebrarse. El cielo no se abría y llovía tímidamente. Pero era la corrida estrella de la feria, pese a la sustitución de Talavante por Castella, y debía seguir adelante. La plaza registraba su mejor entrada de esta feria, con tres cuartos, y eso que al haber una sustitución los aficionados que ya habían adquirido la entrada podían devolverla y quedarse con el dinero. Pero no lo hicieron y la afición hoy sí respondió.

Y es que pese a las malas tardes precedentes, salvo la corrida de Montalvo con la puerta grande de Castella y Juan del Álamo, y una parte de la novillada, la esperanza es lo último que se pierde. Así lo entendieron los aficionados que acudieron a la plaza de La Glorieta. Entre ellos Esperanza Aguirre, ex ministra de Cultura, ex presidenta del Senado y ex presidenta de la Comunidad de Madrid, gran aficionada a los toros y muy relacionada familiarmente con Salamanca.

Por lo demás, los habituales, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, con su esposa; el diputado provincial de la Escuela de Tauromaquia, Jesús María Ortiz; el torero Pedro Gutiérrez Moya 'El Niño de la Capea' para ver a su yerno; Eduardo Gallo bien abrigado, y demás ganaderos, gente relacionada con el mundo de los toros y demás aficionados a la espera de la corrida de San Mateo el próximo 21 de septiembre.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído