La corrida mixta De Alba de Tormes pondría el broche final a la temporada 2016. La plaza cubierta del municipio volvería a tener una buena respuesta de los aficionados. 

El primero en pisar el albero sería el rejoneador Andy Cartagena. Buen repertorio mostró con los dos de su lote, aunque el animal con mayor picante en esta ocasión sería su segundo. Se le notó más cómodo en su última actuación, en la que sus quiebros y arrimones no pasarían desapercibidos por la afición albense. Gran juego este de Castillejo, incansable en todo momento, y buena actuación del rejoneador. Ovación en su primero, y dos orejas con su segundo. 

Curiosito de nombre el segundo de la tarde para Jiménez Fortes. Ya de primeras el malagueño quiso demostrar su toreo con la capa. Tuvo el bonito gesto de brindar este primero de Castillejo de Huebra a su cuadrilla. Ya en el momento de abrir faena, llegó la hora de los valientes, en la que reinó el silencio por parte del respetable, y es que Fortes clavaba rodillas en la arena para comenzar la faena a este negro de capa. Volteado por su primero, continuó sin consecuencias. El diestro protagonizó una faena de valor, en la que pudo cuajar un buen toreo, sellando varias tandas de calidad. Se pidieron con fuerza las orejas, pero en esta ocasión el diestro le otorgó una. 

El tercero de la tarde sería para Juan Leal. Como el animal anterior, éste también pecaría de poca transmisión. Volteado en una ocasión, el diestro no se vendría abajo, sino que le sacaría lo bueno que tendría este tercero de la tarde. Faena de las que hay que saber tocar las teclas, este de Castillejo no le pondría las cosas fáciles. Silencio y pitos en el arrastre.

El quinto de la tarde le daría juego a Fortes, y eso que la afición quería que devolvieran al animal. Este de Castillejo se vendría a más durante la lidia. El malagueño toreó despacito, y templado cada embestida del burel. Mostró su clase, y exprimió al máximo a su segundo, sacándole todo lo bueno. Toreo del bueno, de aquel que mece con suavidad la muleta en el morrillo del astado, y que sería premiado con dos orejas. 

La tarde la cerraría Juan Leal. Cerrando la temporada, también quiso tener el detalle de brindar este último a su cuadrilla. Buen inicio de faena del francés, a lo que le seguirían muletazos con empaque. Un animal que iría a menos a medida que la faena avanzaba. Lo mejor de su toreo, nos lo mostró con la diestra. Silencio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído