El novillero Alejandro Marcos, triunfador hace unos días en la novillada celebrada en La Glorieta en la Feria Taurina de Salamanca, acabó su tarde de ayer en Tordesillas en el Hospital tras ser volteado por su tercer novillo justo cuando entraba a matar.

Se vivieron segundos angustiosos en la plaza, pues el joven yacía en el ruedo casi inconsciente tras la caída. Por fortuna, señalar que no hay cornada y que la recuperación solo tiene que ver con el golpe. Por el momento Marcos permanece ingresado en un hospital de Valladolid a la espera de más pruebas para descartar cualquier lesión y a la espera del alta definitiva.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído