Intervenido de gravedad Javier Castaño tras sufrir una grave cogida en su segundo en San Fermín

El diestro salmantino fue conducido a la enfermería tras ser recogido por las asistencias después de que el toro le corneara cuando entraba a matar. Ha sido intervenido en la enfermería de la plaza de toros y su pronóstico es grave

 Javier Castaño corta tres orejas en Retuerta del Bullaque
Javier Castaño corta tres orejas en Retuerta del Bullaque

De nuevo día salmantino en Pamplona. Si en el primer encierro, la ganadería del Puerto de San Lorenzo fue la protagonista, hoy era el turno de Javier Castaño, que toreaba en el coso navarro. 

Lo ha hecho, además, con mala suerte ya que fue cogido por su segundo toro cuando se disponía a matar. De hecho, tuvo que ser recogido por las asistencias y llevado inmediatamente a la enfermería tras esta fea cornada en el bajo vientre.

Según el parte médico de la enfermería, Javier Castaño ha sido intervenido de la herida, de aproximadamente 20 centímetros en la fosa ilíaca derecha que afectaba a la piel, y otros cinco centímetros en profundidad, con afectaciones en los oblicuos mayor y menor, con la tracción muscular, sin haber penetrado en la la cavidad abdominal. Tras la operación fue trasladado al hospital, donde se recupera. 

Anteiormente a ello tampoco tuvo suerte con sus dos toros. El primero apenas tuvo recorrido, aunque Castaño supo llevarle bien la mayor parte del tiempo, aunque la rotura de una pezuña al final de la actuación obligó al salmantino a abortar, llevándose un silencio tras aviso. 

Con esa desconfianza abordó el segundo, el que acabó corneando al diestro después de otra faena en la que lo mejor fue el banderillero Joao Ferreira, uno de los descubrimientos de la tarde. Especialmente difícil lo tuvo Castaño en el último tercio con un toro sin apenas orden y que, cuando iba a ser matado, respondió con cuatro derrotes al salmantino para mandarlo a la enfermería. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído