Gran susto en la cubierta de Alba, en la tarde de este domingo, tras la cogida que ha sufrido el novillero salmantino Alejandro Mora en su primero de la tarde. Caras de preocupación en la grada y en el callejón por el percance sufrido por el pupilo, que ha tenido que ser trasladado a Salamanca para ser hospitalizado.

El madrileño Toñete, debido a esto, se ha visto obligado a matar los cuatro novillos de la ganadería del Puerto de San Lorenzo recibiendo como premio la ovación menos al último al que cortó una oreja. El festejo ha contado con tres cuartos de entrada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído