Segundo festejo de abono en la Feria Taurina de Salamanca este jueves. Primera corrida tras la novillada de ayer. Sebastián Castella, nacido en Beziers (Francia) el 31 de enero de 1983, tomó la alternativa en su ciudad en el año 2000, con Enrique Ponce como padrino. Por su parte, Iván Fandiño, nacido en Orduña (Vizcaya) el 29 de septiembre de 1980, tomó la alternativa en Bilbao en 2005, con El Juli como padrino. Finalmente, Saúl Jiménez Fortes, nacido en Málaga el 11 de enero de 1990, tomó la alternativa en Bilbao en 2011, con El Juli como padrino.

18:00 HORAS
Suenan clarines y timbales en la segunda de abono de la Feria Taurina de Salamanca. Plaza de toros de La Glorieta. Tarde agradable. Media entrada. Toros de El Pilar para Sebastián Castella, de grana y oro; Iván Fandiño, de azul rey y oro; y Saúl Jiménez Fortes, de azul noche y plata.
 

PRIMER TORO: SILENCIO TRAS DOS AVISOS PARA CASTELLA

Castella partió plaza con un toro de notable humillación y obediencia, al que le faltó brío para poner la emoción que no supo poner el francés. Faena limpia, con muchos capotazos en el primer tercio y también muchos muletazos que apenas llegaron a conectar con el tendido. Una serie con la derecha supuso lo más destacado de un largo trasteo. Cuatro pinchazos, media tendida y descabello. Silencio tras dos avisos.

SEGUNDO TORO: OREJA TRAS AVISO PARA FANDIÑO

Sospechoso sacó ritmo, humillación, repetición y recorrido; un notable toro al que Fandiño le dio fiesta desde las verónicas de inicio. Muleta en mano, el vasco dio distancias largas y ligó tres tandas con la derecha, limpias. Bajó el diapasón con la zurda en dos series cortas, pitón por el que el de El Pilar humillaba y empujaba más. Remató con bernardinas y una estocada tendida. Oreja tras aviso y gran ovación en el arrastre a sospechoso.

TERCER TORO: SILENCIO PARA JIMÉNEZ FORTES

Hizo extraños con la vista el tercero de corrida, colorado, y en uno de esos extraños arrolló a Fortes, que fue derribado sin mayores consecuencias. Llegó con temple a la muleta y Fortes firmó instantes de excelencia en un conjunto inconexo, que fue deslucido por dos desarmes. Tres naturales sueltos resultaron esculturas. Estocada. Silencio.

CUARTO TORO: SILENCIO PARA CASTELLA

El cuarto de la corrida se lesionó la mano derecha en el tercio de banderillas y terminó por romperse la pezuña al iniciar Castella el trasteo de muleta, con lo que no pudo más que pasaportarlo. Para colmo de males, Castella marró en exceso con los aceros. Silencio.

QUINTO TOROS: OVACIÓN TRAS PETICIÓN PARA FANDIÑO

Muy protestado por flojo el quinto de la tarde, hasta el punto de poner en un brete al presidente, que optó por mantener al de El Pilar. El astado, con buen viaje por el lado derecho, fue asentándose y Fandiño dejó largos derechazos bien templados. Por el izquierdo no fue igual. Finalizó por manoletinas ajustadas, hasta el punto de casi ser cogido. Estocada contraria. Ovación tras petición y bronca al presidente.

SEXTO TORO: OREJA PARA JIMÉNEZ FORTES

Tuvo temple y nobleza el sexto y Fortes lo toreó al ralentí ya de salida, en verónicas de muchos quilates. Quitó por chicuelinas muy despaciosas y ajustadas. Muleta en mano, Fortes siguió a cámara lenta, exprimiendo la bondad del de El Pilar, en una faena con expresión y donde el torero puso mucho. Las cercanías finales también gustaron, ya con el toro muy apagado. Estocada. Oreja.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído