Según narra www.mundotoro.com, "Juan Del Álamo aprovechó con buen toreo la noble y colaboradora naturaleza del segundo. Aunque no le sobró empuje, tuvo opciones, especialmente por el pitón derecho. Por él se basó casi en exclusiva el salmantino, corriendo bien la mano, sabiendo administrar al toro y sin dejar de conectar con el tendido. Tras buena estocada paseó una oreja de peso. Se le pidió -y debió concedérsele- la segunda. Muy montado de hechuras, el sexto fue un toro peligroso, incompatible con el triunfo que largo rato busco Del Álamo. Apenas pudo destacar en el capote -buena tarde la suya-, pues con la muleta todo fue una sucesión de sobresaltos, para desesperación del salmantino. Ovación".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído