Según relata www.mundotoro.com, "No dio facilidades el tercero, un toro alto, largo y orientado de Miura que no dejó que la cuadrilla de Javier Castaño luciese en su especialidad. Castaño lo muleteó con oficio y, sobre todo por el derecho, extrajo muletazos estimables. El toro no descolgó nunca y se quedó cada vez más corto. También repuso, lanzó derrotes y a punto estuvo de prenderle en varias ocasiones. El sexto tampoco embistió y el torero salmantino llevó a cabo otro esfuerzo con él. Tras un tercio de banderillas muy lucido, se puso en la cara para aguantar tarascadas y derrotes violentos de un toro que nunca estuvo en la muleta. Firmeza, algún muletazo suelto y habilidad con la espada".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído