Polémica por el IV Premio de Tauromaquia de Castilla y León: los animalistas denuncian la promoción de la tradición

Este viernes se abre la presentación de candidaturas, mientras la asociación ‘Libera’ asegura que estos premios “contravienen abiertamente” la Convención de los Derechos del niño, que obliga a España a prohibir el acceso de niños como espectadores y como toreros a la reconocida violencia de la tauromaquia

 Convocado el Premio Tauromaquia de Castilla y León
Convocado el Premio Tauromaquia de Castilla y León

La tauromaquia es una vez más motivo de polémica. Esta vez, la discusión viene servida por la convocatoria del IV Premio de Tauromaquia de Castilla y León 2018, que tiene el plazo de inscripción abierto hasta el próximo 27 de julio.

Se trata de un premio creado por la Consejería de Cultura y Turismo que distingue la trayectoria profesional, los méritos, las actividades o las iniciativas de personas, entidades o instituciones que hayan contribuido a la promoción de la Tauromaquia en la Comunidad y hayan colaborado en la difusión de sus valores culturales. El premio es una escultura representativa de la Tauromaquia cuya entrega se realizará en un acto institucional, según recogen las bases del premio.

Desde la propia Junta de Castilla y León explican a través de una nota de prensa que se trata de un reconocimiento que “pone de relieve el carácter de la Tauromaquia como un hecho singular de la Comunidad, que ha pervivido a lo largo de los siglos convirtiéndolo en un hecho patrimonial, social, cultural y económico de primer orden”.

Sin embargo, la asociación animalista Libera ha exigido al gobierno autonómico que retire este “vergonzoso” premio: “La Junta sigue obcecada en que nuestra comunidad siga siendo un territorio de paletos en el que pese a los datos, se blinde y se promueva la ejecución pública de animales en base a criterios de tradición”.

Aseguran que en la comunidad hay un “escasísimo interés” en la práctica taurina, pero que la actividad subsiste “gracias a subvenciones de dinero público”, debido a “las buenas relaciones que el lobby taurino ha mantenido siempre con la derecha”.

Añaden que estos premios contravienen abiertamente la Convención de los Derechos del niño que obliga a España a prohibir el acceso de niños como espectadores y como toreros a la reconocida violencia de la tauromaquia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído