Salir sin tonterías y con torería

López Chaves y Roca Rey abren la primera puerta grande de la Feria. La mención especial de la tarde se la lleva el banderillero Domingo Siro al haber protagonizado el último paseíllo en su plaza

A hombros Domingo López Chaves y Andrés Roca Rey
A hombros Domingo López Chaves y Andrés Roca Rey

Sin tonterías y con torería es como ha salido al ruedo Domingo López Chaves, el primer diestro salmantino en vestirse de luces en esta Feria bañada por la pandemia. La COVID-19 arrebató el año pasado a los salmantinos uno de sus bienes más preciados, la Feria Taurina.

Salamanca es tierra madre de la bravura y cuna del toreo. De su vientre nació López Chaves, uno de los diestros salmantinos más veteranos del escalafón. La madurez en la que se encuentra su toreo se notó en sus andares durante el paseíllo. La mirada de Chaves anticipaba hambre de triunfo.

Lejos de amedrentarse por sus compañeros de cartel y sus oponentes, los toros de Cuvillo, la primera vez que el diestro se enfrenta a esta ganadería, Chaves se creció. Ya nos lo anticipó en la conversación que tuvimos con él en jornadas anteriores: “Las plazas llenas me motivan más”.

Y vaya si le motivan. En sus dos toros ha tirado de raza, desplante tras desplante y arrimón tras arrimón. Así se ha jugado la vida el de Ledesma en La Glorieta a base de corazón.

Peor suerte ha tenido José María Manzanares al que le tocó en suerte un primer toro sosón. A base de insistencia logró los mejores pases con la zurda. El presidente le negó la oreja y el público pitó su decisión. Esa ansiada oreja llegó en su segundo, un toro con mayor movilidad al que consintió y templó dibujando dos extraordinarias series con la mano derecha.

El último en actuar fue el peruano Andrés Roca Rey. La suerte le obsequió con un blandengue Cuvillo al que poco pudo hacerle por lo que lo pasaportó en menos de cinco minutos. En el último toro Roca Rey tiró de esa quietud que lo define. El peruano sabe lo que es entregarse con pasión, y tal cual lo hizo en el albero. Se impuso al último Cuvillo sin tonterías a base de quietud y distancias cortas con las que deleitó a La Glorieta, dejándose acariciar la taleguilla por el pitón de su oponente en repetidas ocasiones.

Mención Especial 

La mención especial de la tarde se la lleva el banderillero Domingo Siro que actuó bajo las órdenes del diestro José María Manzanares. Se hace necesario destacarle por los dos buenos pares que dejó al quinto de la tarde. Una perfecta ejecución en esta suerte a la que el banderillero salmantino nos tiene acostumbrados. Pero esta especial mención no es solo por su actuación. Es también por el reconocimiento a una importante trayectoria.

Domingo Siro ha hecho su último paseíllo en La Glorieta en esta tarde del 9 de septiembre a las órdenes de Manzanares. El salmantino encara la que es su última temporada antes de la retirada. En su tierra lo ha hecho en silencio, sin armar alboroto, sin generar comentarios. Así lo hizo también en su retirada de los ruedos otro gran profesional salmantino, el picador Francisco Tapia que durante muchas temporadas fue compañero de Siro. A estos dos grandes les caracteriza la discreción y sobre todo el respeto y admiración que le tienen a la profesión que les ha dado la vida.

Dos importantes profesionales del toro y personas a las que le guardo mucho cariño, a uno por ser mi padre y a otro por ser uno más de la familia.

Siro ha hecho su último paseíllo en su tierra dejando huella en el toreo. Estará siempre ligado al toro porque él vive en torero. Así lo ha demostrado durante toda su carrera. Los trofeos y el cariño de la familia taurina avalan sus éxitos.

Domingo Siro junto a su cuadrilla a las órdenes de Manzanares
Domingo Siro junto a su cuadrilla a las órdenes de Manzanares

En el siguiente enlace les adjuntamos el toro a toro contado en directo durante la corrida de toros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído