Impresionante aguacero con granizada cayó en la capital colombiana en las horas preliminares a la corrida, afectando lógicamente la taquilla y la hora del inicio, con retraso de treinta minutos. Con medio aforo, se lidiaron los toros de Santa Bárbara, con gran presencia y variado comportamiento. Una corrida de toros muy seria, de variado pelaje, que puede dejar muy tranquilo al ganadero D. Carlos Barbero, a pesar que tres de ellos buscaron refugio en los adentros, informa mundotoro.com

Confirmó su alternativa Iván Fandiño dejando impronta de gran torero. Este diestro ha calado hondo entre la afición colombiana. Ayer nada más abrirse de capa en su primer toro la gente se le entregó de lleno. Dos series de naturales magníficos refrendaron su prestigio, fue una faena seria e importante, lamentablemente perdiendo la oreja al no acertar con el descabello. Su segundo toro fue muy complicado, le prodigó muletazos de mucho mérito pero al final se paró desarrollando sentido peligroso y por ello los pitos en el arrastre. El torero que a toda costa quería triunfar regaló un séptimo toro con el que estuvo hecho “un tío” jugándose la vida en cada pase hasta lograr arrancar una oreja a base de valor, y de entrega sin límites. Se despidió de Colombia djando abiertas todas las plazas importantes. Enhorabuena.

Dos toros con mucha presencia pero con mayores complicaciones le correspondieron en mala hora a Diego Urdiales, un torero que no se amilana a nada ni ante nadie. En su primero – muy difícil – se entregó en una faena llena de enjundia y valor hasta acobardar al toro que se metió a tablas impidiendo el remate con el descabello. El otro fue un toro imposible con la cara arriba desde la salida y sin pasar en la muleta. Menos mal que lo remató pronto.

Magnífica ha sido la actuación del joven espada colombiano Juan Solanilla, especialmente en su primero, un precioso toro, serio, bravo y encastado al que le endilgó una faena llena de torería, con series de mano baja por ambos pitones, rematada perfectamente con el acero. Una oreja de ley fue el justo premio a sus progresos. El otro toro presentó una embestida muy irregular impidiendo redondear un triunfo de importancia que bien merecía. Faena muy meritoria que se reconoció con muchas palmas al final.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído