Según narra www.mundotoro.com, "el quinto abrió más la cara, más fuerte también, y se movió con nervio al principio de la faena pero sin acabar de pasar nunca del embroque. Como en en el toro anterior, le obligó de nuevo Alejandro Marcos a tirar para delante con gran determinación, pero sin hacer ostentación de valor. Por eso la gente no acabó de percibir el esfuerzo del torero hasta que en las postrimerías de la obra fue seriamente volteado. Tras media estocada tendida dio una vuelta al ruedo porque no hubo petición mayoritaria, a pesar de la entidad de lo realizado por el salmantino".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído