​Ana Botín pide más protagonismo para la educación, que debe contar “con mayores recursos públicos y privados”

La presidenta de Universia destacó que es de la educación de donde nacen “la igualdad y la libertad” y la que “nos aleja de extremismos, populismos, pos-verdades o intentos de manipulación”, y puso en valor el papel transformador de la tecnología

 Mariano Rajoy Encuentro de Rectores (50)
Mariano Rajoy Encuentro de Rectores (50)

Ana Botín, presidenta de Universia, fue la encargada de impartir el discurso de clausura del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia, que se ha celebrado en Salamanca durante estos 21 y 22 de mayo y que ha reunido a más de 700 rectores y representantes académicos de 26 países, representando a más de 10 millones de estudiantes, lo que lo convierten en “un encuentro único en el mundo y de enorme relevancia”.

En el acto estuvieron presentes, además de la propia Ana Botín, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero; el presidente de España, Mariano Rajoy (al que agradeció personalmente su presencia); el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, entre otros muchos.


La presidenta de Universia reclamó un mayor protagonismo para la educación, puesto que es “la principal respuesta y la mejor herramienta para enfrentar los grandes desafíos y combatir los problemas de hoy y mañana”, el eje principal sobre el que ha versado este encuentro, que ha analizado los retos presentes y futuros y cómo la universidad debe ser quien lidere los desafíos de la sociedad.

Las conclusiones de este encuentro se han plasmado en la ‘Declaración de Salamanca’, que según la presidenta de Universia “reitera el compromiso de las universidades para reinventarse y transformarse” y “para seguir liderando el progreso”.

Por ello, Ana Botín aseguró que “es necesario que la educación cuente con mayores recursos públicos y privados”, puesto que es de ella de donde nacen “la igualdad, la educación y el pensamiento libre y crítico” y la que, además de tumbar prejuicios y abrir mentes, aleja a la sociedad “de extremismos, populismos, pos-verdades e intentos de manipulación de la opinión pública”, así como el cambio climático y los retos de la inmigración, que “se combaten con más y mejor educación, no con menos”.

La educación debe ser “un espacio de entendimiento” para los políticos y que así afronte los retos del futuro

Ana Botín también hizo hincapié en que la sociedad tiene “nuevos retos que requieren acciones decididas mirando al futuro”, por lo que pidió que “la educación no sea objeto de confrontación política”, sino que los políticos deben hacer que sea “un espacio de entendimiento y de búsqueda de acuerdos” para lograr un interés común para todas las personas, y deben considerarla como “una inversión de futuro” y no como “una partida de gasto”.

Todo ello con el propósito de ofrecer una mejor educación, para lo que se deben “fortalecer lazos” y así trabajar por una “universidad mejor en un mundo mejor” en el que “la inclusión, la igualdad de oportunidades y la sostenibilidad, en un marco de búsqueda de la excelencia, serán las prioridades que guíen todas nuestras decisiones”.

La Universidad de Salamanca, “pionera e innovadora” desde sus inicios

La presidenta de Universia resaltó, de igual manera, que la Universidad de Salamanca fue “pionera e innovadora” desde sus inicios, y puso el ejemplo de Luisa de Medrano (popularmente conocida como Lucía de Medrano), que fue “la primera profesora de universidad en Occidente”, 400 años antes de que Marie Curie lo fuese en la Sorbonne francesa.

Es por ello que este ha sido el lugar elegido para enmarcar la ‘Declaración de Salamanca’, que demuestra “la capacidad de la comunidad universitaria global para movilizarse” y refleja la ambición y capacidad existente “para cambiar y adelantarnos a las necesidades del nuevo mundo digital”, además de ser “un excelente ejemplo de cómo la colaboración es esencial para hacer frente a los grandes retos del mundo actual”.

Así, dicha declaración, que acelerará “la transformación y la modernización de las universidades” al “concretar medidas y ejecutarlas”, se moverá en tres ámbitos fundamentales, como son el potenciar el capital humano de las universidades; fomentar las alianzas y el trabajo en red; y contribuir a la transformación digital y a la gestión de su impacto en la sociedad “para garantizar un crecimiento inclusivo y sostenible”, concluyó Botín.

“Soy firme defensora de la innovación y el progreso tecnológico”

Ana Botín destacó igualmente la disrupción tecnológica que se ha analizado durante este IV Encuentro Internacional de Rectores Universia y que está “liderada por compañías nuevas, de un tamaño y un impacto de magnitud exponencial, que crecen a ritmos vertiginosos” y que están dirigidas “por jóvenes profesionales centrados en el poder transformador de la tecnología pero sin una atención similar al marco general en el que sus innovaciones se proyectan y sin contrapesos internos ni externos que permitan anticipar y gestionar el impacto que generan”.

Ese impacto “no es sólo económico”, sino que también alcanza “ámbitos sociales” y afecta a “nuestras relaciones personales y colectivas”, algo que ha puesto de manifiesto “algunos acontecimientos recientes”, lo que debe “hacer reflexionar a todos”, particularmente a los que están comprometidos con la educación, aseguró la presidenta de Universia, quien se mostró “firme defensora de la innovación y del progreso tecnológico” puesto que “en conjunto generan efectos positivos para la mayoría de la humanidad”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído