El Ayuntamiento y la Universidad de Salamanca firman un convenio para becar a 30 jóvenes en sus estudios de postgrado durante dos años

El Consistorio colaborará con un total de 546.000 euros que irá destinado a pagar el coste de cada alumno, mientras que el Estudio salmantino se encargará de los gastos necesarios para el desarrollo de los proyectos de investigación, del profesorado y del equipamiento

 Firma convenio ayuntamiento universidad (8)
Firma convenio ayuntamiento universidad (8)

El Ayuntamiento y la Universidad de Salamanca han firmado un nuevo convenio de colaboración que se traducirá en la convocatoria de 30 becas para alumnos recién graduados o que estén a punto de terminar sus diferentes Grados para que realicen sus estudios de postgrado en el Estudio salmantino.

Concretamente, el Consistorio pondrá un total de 546.000 euros para costear los gastos de cada alumno (un total de 9.100 euros por estudiante y año), mientras que la USAL se encargará de los gastos necesarios para el desarrollo de los diferentes proyectos de investigación, profesorado o equipamiento.

Así lo ha explicado el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, encargado de firmar el convenio con el rector de la Universidad, Ricardo Rivero. Junto a ellos han estado presentes la teniente de alcalde y concejal de Educación, Carmen Sánchez Bellota; y la vicerrectora de Investigación y Transferencia, Susana Pérez, verdaderas artífices del acuerdo, según reconoció el primer edil.

García Carbayo también destacó que el convenio se enmarca dentro de las oportunidades a los jóvenes que pretende ofrecer Salamanca bajo su mandato, creando así una “industria del conocimiento” y recogiendo el legado histórico como centro internacional del talento, siendo así una “ciudad del talento”.

Por ello, Salamanca y Universidad “caminamos de la mano para llevar a cabo proyectos en común”, perpetuando así el “binomio indisoluble” de ciudad e institución académico que tantos frutos están danto, como resaltó el alcalde. Un ejemplo de ello es la alianza de los jóvenes científicos becados para desarrollar proyectos.

Pero “no nos conformamos, y queremos continuar esa labor”, prosiguió el primer edil. Por ello se ha firmado este convenio dispuesto para “retener el talento y que jóvenes universitarios se queden en Salamanca”, demanda que les había sido transmitida por padres y madres.

Estas ayudas serán convocadas entre marzo y abril y afectarán al alumnado que tenga “un expediente académico excelente” para que realicen el Máster o el Doctorado en la Universidad de Salamanca, integrándose en grupos de investigación de esta.

Un plan estratégico de la USAL para crecer cuantitativa y cualitativamente y tener “a los mejores”

Por su parte, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero Ortega, agradeció esta “nueva expresión de apoyo a la USAL y a la ciudad universitaria”, sumándose así este convenio a todas las oportunidades de colaboración en la que están trabajando el Ayuntamiento y el Estudio salmantino.

Esto le permitirá seguir trabajando en el proyecto de alianza de universidades europeas que la Universidad está impulsando junto a instituciones de Portugal, Italia, Rumanía o Finlandia, entre otros países, de ciudades universitarias, en las que una de las señas por excelencia es la integración en el municipio y la colaboración con el ayuntamiento de este, algo que en la capital del Tormes se hace de manera excelsa, como demuestran estas “formas de apoyo y colaboración”.

Así, para Rivero Ortega estas prácticas son “exportables y reproducibles” y, a buen seguro, “serán copiadas por otros gobiernos locales”, puesto que demuestran que sí es posible luchar contra las circunstancias del entorno dirigidas a los jóvenes.

El rector reiteró el “gran valor” del convenio suscrito, puesto que ofrece un mensaje de captación y retención del talento además de rejuvenecer la ciudad y el entorno, siguiendo así la línea propuesta por la Comisión Europea.

Además, el acuerdo ayuda al plan estratégico de la Universidad de Salamanca para favorecer el crecimiento de la institución, tanto de manera cuantitativo (aumentando el número de estudiantes, y los de postgrado ofrecen “una oportunidad”) como de manera cualitativa, destacando la valoración de calidad.

Es decir, “no sólo que vengan más, sino que vengan los mejores estudiantes”, reafirmó Rivero Ortega. Un propósito que explica ese convenio y que ayudará a que todos los Másteres tengan cubierta la plaza o, al menos aumenten su demanda, lo que provocará “que el prestigio sea mayor”.

“Tal vez habría que establecer más diferencias en el precio de los másteres”

Rivero Ortega también fue preguntado sobre las tasas y los precios públicos de los másteres, opinando que debería haber una mayor diferenciación “según del máster que se trate”, puesto que teniendo en cuenta la perspectiva internacional, “en términos para quien los cursan, estudiantes extranjeros, son extraordinariamente económicos”, si bien para los españoles y para los castellanos y leoneses “son un poco más caros aún”.

Por ello, cree que debería haber una “mayor versatilidad en la fijación de los precios públicos para los másteres” según el perfil del estudiante, puesto que no es lo mismo un recién graduado que necesita el apoyo de sus padres que un profesional con un nivel de ingresos importante que quiera realizar uno de los cursos ofertados.

Así, el rector aseguró que “tal vez habría que establecer más diferencias en el precio de los másteres”, según valoró.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído