En verano la Universidad de Salamanca cierra por vacaciones. La ciudad se vacía de alumnos que cursan sus estudios universitarios en la capital del Tormes y la actividad de la institución académica disminuye a la espera del comienzo de un nuevo curso. Este año, del 4 al 22 de agosto el calendario de la Universidad establecía que en ese periodo de tiempo permanecerían cerradas la generalidad de sus dependencias e instalaciones. Desde este lunes se irá retomando progresivamente la actividad.

Las bibliotecas abrirán de 9:00 a 14:00 horas. La primera semana del mes de septiembre, para acoger la preparación de exámenes, Libreros permanecerá abierto desde las 9:00 hasta las 24:00 horas. El resto de bibliotecas de la Universidad, de 9:00 a 14:00 horas. Y así será, también, del 8 al 14 de septiembre hasta recuperar los horarios habituales de las bibliotecas.

Cabe reseñar que la actividad en la Universidad de Salamanca, aunque mínima, ha seguido presente manteniendo abiertas las Escuelas Mayores o el Registro Único del Rectorado. Por otra parte, y dependiendo de las previsiones de ocupación por los alumnos de cursos de verano o similares, algunos comedores universitarios o residencias están pendientes de abrir sus puertas. Así como las facultades, que poseen autonomía propia para poder adelantar la apertura de los centros o modificarla. El Servicio de Experimentación Animal, el Servicio de Actividades Culturales y algunas salas de exposiciones que siguen acogiendo diversas muestras. El edificio de Anayita o los servicios informáticos son otros ejemplos de que la actividad en la Universidad de Salamanca no cesa a pesar de encontrarnos en pleno verano.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído