Calvo Serraller y Barceló consideran un honor recibir el honoris causa en el seno del VIII Centenario

Ambos son las primeras personas procedentes del arte en ser investidos como doctores honoris causa, algo que el rector esperó sea un principio de que "vayamos consiguiendo que Salamanca y la USAL se vinculen cada vez más al arte contemporáneo"

0 Comentarios

 Calvo Serraller y Barceló consideran un honor recibir el honoris causa en el seno del VIII Centenario
Calvo Serraller y Barceló consideran un honor recibir el honoris causa en el seno del VIII Centenario

El artista Miquel Barceló y el crítico de arte Francisco Calvo Serraller, que serán investidos este viernes como doctores honoris causa por la Universidad de Salamanca, agradecieron este jueves en una comparecencia este nombramiento en el que también alabaron recibirlo junto a un amigo.

En el acto, donde también estuvo presente el rector, Daniel Hernández Ruipérez, y las madrinas de los investidos, María Soledad Farré y María Teresa Paliza, todos coincidieron en la novedad de otorgar a un artista y crítico de Historia del Arte estos honoris causa, que el rector esperó que sea un principio de que "vayamos consiguiendo que Salamanca y la USAL se vinculen cada vez más al arte contemporáneo".

De hecho, Hernández Ruipérez recordó que estos son una consecuencia del VIII Centenario, como se demuestra el hecho de que la propuesta haya emanado directamente del Consejo de Gobierno, como una vinculación de la Universidad de Salamanca al arte, "una tarea más para la promoción de la cultura". 

Calvo Serraller destacó, en su intervención, esta investidura como "lo máximo" a lo que puede aspirar un académico, por la grandeza de la misma y por ser la Universidad de Salamanca, con su cultura y tradición, quien la otorgue. Aseguró, por otro lado, que es "maravilloso" compartirlo con Barceló, un "amigo entrañable" y en el seno del VIII Centenario.

En el mismo sentido se expresó Barceló, autor de la exposición presente en la ciudad de Salamanca desde abril, quien expresó, entre bromas, que espera hacerse merecedor de este reconocimiento a partir de ahora. También alabó la figura de Calvo Serraller, "un amigo y de las personas más sabias que conozco". 

Las alabanzas también llegaron de las madrinas. Farré se mostró ilusionada por ser "actriz de reparto" en un acto en el que amadrinará a Barceló, un artista conocido que abre los honoris causa a los artistas plásticos. "Las Bellas Artes tienen que seguir encontrando su lugar y facilitando que la estructura universitaria le den más cabida". 

Paliza hizo un repaso a los merecimientos de Calvo Serraller para ser honoris causa entre los que destacó sus distinciones, su gestión, investigación y docencia. Además, comentó que ha sido académico de Bellas Artes en la Real Academia de San Fernando, un lugar al que "muy pocos consiguen" llegar y que fue director del museo del Prado, así como su faceta como crítico, no fácil para un historiador al tener que centrarse en lo actual. 

En el turno de preguntas, el académico hizo una pequeña crítica a aquellos que dicen que les gusta el arte pero no le prestan atención, referido principalmente al arte contemporáneo, quizás de mayor complejidad. "Una persona que mira con interés no le hace falta explicación. Acaba teniendo buen criterio", comentó. 

Sobre Barceló, comentó que lo que más le gustaba de él era su propia persona. "Lo conocí cuando era desconocido y me impresionó. Luego lo que me pasó a mí le había pasado a más gente", dijo. De hecho, lo situó entre los artistas más grandes de España y comentó que su obra le recordaba a la de Picasso con una sensación entre ambas de que hay "algo íntimo" entre ellas. 

Y esto a pesar de que el artista confesó que la Facultad de Bellas Artes no era elemental para llegar a ser un buen artista, ante lo que la decana de Bellas Artes y su madrina, Farré, hizo su defensa de estos estudios aunque también reconoció que "no todo artista debe pasar por la escuela de Bellas Artes". 

Miquel Barceló y Francisco Calvo Serraller

La propuesta integrada por el nombramiento como doctor honoris causa del artista Miquel Barceló y del crítico Francisco Calvo Serraller es un reflejo del compromiso de la Universidad de Salamanca con la cultura y el conocimiento artístico.

La candidatura de Miquel Barceló fue defendida por María Soledad Farré, decana de la Facultad de Bellas Artes, quien puso de manifiesto la trayectoria internacional del artista mallorquín, así como su compromiso con la Universidad de Salamanca y con la conmemoración del VIII Centenario. En esta línea, durante la presentación de la candidatura, se destacó la colaboración de Barceló con la Universidad al ceder el logo para la efeméride de 2018 y al facilitar que la gran exposición que acoge estos meses la Universidad sea una realidad.

La propuesta de Francisco Calvo Serraller, destacado historiador y crítico de arte, fue defendida por María Teresa Paliza, catedrática de Historia del Arte. La catedrática de la USAL destacó la trayectoria de Calvo Serraller como profesor, crítico y comisario, así como su posición como académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído