Un año más, casi 2.000 alumnos de ESO y Bachillerato se han acercado al mundo de la investigación universitaria en 16 campus de toda España a lo largo del mes de julio gracias al programa Campus Científicos de Verano 2014 de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). Por la Universidad de Salamanca han pasado casi 120 estudiantes que, tras esta primera experiencia, ya están pensando en convertirse en convertirse en científicos.
 
Alicia Lérida, llegó desde Lucena (Córdoba) tras haber cursado este año 4º de ESO para participar en el taller ‘El tesoro de la biodiversidad’ y se va más que satisfecha. “He aprendido mucho, me lo pasé muy bien en la excursión a Las Batuecas y he disfrutado con mis compañeros y la gente que he conocido aquí”, afirma en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com). Además, destaca que los profesores “se han implicado mucho”.
 
La complejidad de la ciencia
 
Por su parte, la malagueña Belén Troyano se queda con la experiencia de haber entrado por primera vez en un laboratorio para compartir el trabajo con los especialistas en Biología Celular en el taller ‘La unidad básica de la vida’. “Nunca había estado con científicos ni había visto cómo era su día a día, la verdad es que ha sido impresionante”, asegura. Después de estos días, valora mucho más el trabajo de los investigadores, ya que ha comprobado su complejidad: “Por poner un dedo puedes estropear un experimento”, apunta.
 
A Carlos López, de Daimiel, (Ciudad Real) también le ha gustado especialmente conocer los laboratorios, en este caso en el taller ‘Gabinete de Física’. “Hemos visto el otro lado de la Física, habitualmente lo estudiamos de forma teórica y ahora sé que puede ser muy divertida de forma práctica”, comenta.
 
Así funciona internet
 
Ana Millán, de Úbeda (Jaen), eligió el taller de ‘Inteligencia artificial e inteligencia ambiental: límites en el descubrimiento’, que imparte el grupo de investigación BISITE, y confiesa haberse llevado una sorpresa. “Me los imaginaba todo el día con los ordenadores, buscando información, pero tienen proyectos prácticos muy interesantes, sobre todo sociales”, indica. Entre lo que ha aprendido, una de las cosas que más le han llamado la atención ha sido el funcionamiento de internet: “La señal va pasando de servidor en servidor a través de distintas ciudades del mundo y llega en un instante”.
 
Algo que destacan todos es la experiencia personal, conocer a otros jóvenes que antes de acceder a la universidad ya tienen muy claras sus vocaciones científicas y con los que seguirán en contacto. “Hemos hecho un buen grupo, nos llevamos todos muy bien y los profesores son muy cercanos y te lo explican todo muy bien”, destaca Ana Millán.
 
En el marco del programa Campus Científicos de Verano 2014, las actividades del Campus ‘Studii Salamantini’ de la Universidad de Salamanca dependen del Vicerrectorado de Atención al Estudiante y Extensión Universitaria y del Vicerrectorado de Investigación y Transferencia y están coordinadas por Ana Victoria Pérez, gerente de la Fundación Centro de Estudios de la Ciencia, la Cultura Científica y la Innovación (Fundación 3CIN), en colaboración con el Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología (eCyT), la Plataforma de Apoyo a la Investigación NUCLEUS y la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído