Salamanca cuenta, desde 2007, con el Centro de Láseres Pulsados gracias a un consorcio formado por el Ministerio de Economía y Competitividad, la Junta de Castilla y León y la Universidad de Salamanca. Una infraestructura creada para lograr avances importantes en la tecnología láser y para promover el uso de esta tecnología en varios campos como la física, la ingeniería, la biología o la medicina. Recientemente ha publicado la memoria de actividades correspondientes al año 2013. Un año que desde el propio centro definen como “clave para la infraestructura”. Ello debido a la finalización de la construcción del edificio de la sede del centro en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca en la localidad de Villamayor de Armuña.

Dicha sede albergará uno de los sistemas láser más potente del mundo (VEGA). Según manifiestan desde el Centro de Láseres Pulsados en 2013  se realizaron estudios teóricos y consultas especializadas para la adecuación de este sistema. Su diseño y construcción se está concluyendo en Francia, donde se ha procedido a la aceptación parcial del sistema. Por otra parte, no obstante, 2013 ha sido un año difícil en lo económico para este centro que ha tenido que convivir con una no deseada inestabilidad en la plantilla. “Las actuales políticas públicas de contratación en relación con los centros de investigación, derivadas de la coyuntura económica nacional, merman la posibilidad de consolidación del personal, las nuevas contrataciones y dan lugar a que la formación se convierta en una inversión sin retorno.

Finalmente, desde el Centro solicitan un incremento de la financiación para la investigación y el desarrollo, “motor del crecimiento social y económico del país”. La firma de convenios y la continuidad de los proyectos científicos y tecnológicos han sido también pilares fundamentales en la actividad del Centro de Láseres Pulsados en 2013.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído