​El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, defiende en la Universidad de Salamanca el valor de las Humanidades y el respeto democrático

El escritor fue invitado por el rector del Estudio salmantino puesto que ambas personalidades e instituciones comparten una misma visión panhispánica global y trabajan conjuntamente en torno a la unión del español

 WhatsApp Image 2018 12 11 at 11.22.08
WhatsApp Image 2018 12 11 at 11.22.08

La Universidad de Salamanca ha albergado este martes una conferencia del director del Instituto Cervantes y escritor, Luis García Montero, quien habló de la importancia de la defensa de las humanidades en un simposio titulado ‘Las Humanidades: una forma de compromiso’.

El rector del Estudio salmantino, Ricardo Rivero, fue el encargado de introducir a los medios al literato castellano, que dirige la institución del español desde agosto de este año, y destacó de él que comparte la “visión panhispánica” de la Universidad de Salamanca y comentó que continúan hablando de los proyectos “que unen en torno al español”.

Así, Luis García Montero comenzó hablando “del momento importante” que supone acudir a la USAL, ya que esta tuvo la gentileza de aceptar su propuesta de formar parte del patronato del Instituto Cervantes, ya que “es el reconocimiento del trabajo desarrollándose en conjunto desde hace tiempo” y supone “una apuesta y dirección común a la hora de pensar en el español y de estudiar el futuro del mismo”.

De hecho, el director del Instituto Cervantes resaltó que la USAL ha sido “aliada decisiva en la puesta en marcha de nuestros programas de enseñanza del español para extranjeros” a través de convenios y contratos “muy sólidos”, siendo así pieza fundamental en un proyecto “que me parece muy necesario”.

Este es el SIELE (diploma de carácter internacional), más allá del DELE (diploma nacional), pues es “motor del proyecto iberoamericanista” y del que la Universidad de Salamanca es parte del conjunto que lo imparte junto a la UNAM (Universidad Autónoma de México) y la UBA (Universidad de Buenos Aires), además del propio Instituto Cervantes. Estas instituciones tienen una “experiencia de trabajo y de espíritu conjunto que queremos llevar al próximo Congreso Internacional de la Lengua Española”, que tendrá lugar en Córdoba (Argentina) a finales de marzo de 2019.

Los españoles son sólo el 8% de la comunidad hispanohablante

El director del Instituto Cervantes aseguró que tanto su institución como la Universidad de Salamanca son conscientes de que la comunidad de hablantes del español “es muy amplia”, ya que según el último estudio del equipo académico del Instituto hay más de 480 millones de hablantes del español como lengua materna, mientras que si se suman los de segunda lengua o lengua estudiada se asciende a cerca de 600 millones (más de 577 millones, matizó).

Eso quiere decir que los españoles son el 8% de la comunidad hispanohablante, que en su opinión tiene que ser “no una fuerza acaparadora, sino debemos sentirnos una parte más del proyecto panhispánico y colaborar junto a las distintas academias de los países de la comunidad hispánica”, puesto que las universidades desarrollan “un trabajo de primera calidad en Hispanoamérica”.

Una visión que comparte junto a la Universidad de Salamanca, algo de lo que se congratuló, y uno de los motivos por los que aceptó la invitación del Estudio salmantino para hablar de las Humanidades. En su conferencia hizo hincapié en un antiguo rector de su universidad (la de Granada) que, además, fue discípulo de Miguel de Unamuno.

Se trató del filólogo arabista Salvador Vila, que con 32 años fue fusilado en Víznar (mismo lugar donde fue asesinado Lorca) tras ser detenido en Salamanca, donde estaba pasando sus vacaciones de verano. Por ello, en su charla, hizo varias reflexiones sobre las Humanidades siempre en el recuerdo del antiguo rector de la Universidad de Granada, puesto que es “ejemplo del compromiso con las Humanidades que quiero reivindicar”.

Defender el “concepto desacreditado” de verdad frente a las posverdades y las posmodernidades

Luis García Montero también quiso defender “dos cosas desacreditadas” en su conferencia, puesto que ahora como director del Instituto Cervantes busca apostar por “un trabajo institucional que puede tener sentido” y, además, cree que “hay esperanza de futuro”.

Así, “en estos tiempos de descrédito absoluto” trata de reivindicar “el optimismo y el valor de las Humanidades para defender el pacto entre los humanos que organice la convivencia en el respeto democrático y en el respeto a los valores y los derechos humanos”, continuó.

Por ello realizó una defensa “del concepto desacreditado de verdad”, puesto que hoy en día están tan de moda las posmodernidades y la posverdad, aunque para Luis García Montero “debemos reivindicar el conocimiento científico y el humanístico” y no volver a las verdades esenciales y a los dogmas, “sino alcanzar acuerdos que aseguren la convivencia y el desarrollo cultural y del conocimiento”, algo “a lo que se puede llamar verdad”.

El director del Instituto Cervantes quiso también recordar a Antonio Machado y a su defensa de la verdad en su libro ‘Juan de Mairena’, que empieza con una reflexión en torno a la verdad que habla de que cada persona tiene su propia verdad si bien que “hay una verdad compartida, del acuerdo y de la construcción de valores y derechos humanos, que es la que me da ánimos para buscar el futuro y creer en las instituciones”, por lo que trabaja en favor del español.

Se deben defender las culturas que integran el estado español

Luis García Montero también insistió en que la normativa que rige el Instituto Cervantes se encuentra el “divulgar y defender las culturas que se integran en el estado español”, y una de sus funciones “fundamentales” es “reconocer el plurilingüismo”. En España, como recordó, existen cuatro lenguas oficiales además de diversas lenguas regionales, lo que al director le parece “una riqueza” y que, además, convivan con el español, al igual que el español varía según la zona en la que se hable o convive con lenguas indígenas.

Por ello, se mostró orgulloso y, su parecer, todo el mundo debería estarlo, de que haya diálogo entre las distintas lenguas, y cree que “habría que hacer el esfuerzo por sacar la crispación política coyuntural de las lenguas”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído