La familia forma parte del núcleo central de la nueva rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca, Myriam Cortés. Lo deja claro en una entrevista concedida a SALAMANCA24HORAS en la que muestra su predisposición a abrir las puertas del Rectorado a quien sea que acuda. Por supuesto, como no puede ser de otra manera, también a los alumnos de la UPSA, como muestra de distinción frente a la masividad de las universidades públicas.

Myriam Cortés consigue responder a una pregunta que a buen seguro le han formulado en numerosas ocasiones con una naturalidad que forma parte de su personalidad. Así lo hace notar en su habla cuando asegura que sí, que su nombramiento es novedoso por ser mujer pero simplemente porque no hubo ninguna antes. ?Fuera de la anécdota no creo que sea un signo específico. Simplemente se ha dado en un momento en el que se habla más del papel de la mujer en la Iglesia?, afirma.

Por ello, por lo anterior, asegura que ha podido llamar más la atención al mismo tiempo que no ha sorprendido tanto. Es un hecho novedoso, sí, pero menos en los tiempos que corren, esos en los que el papa Francisco ya ha enseñado, ?gracias a todas las enseñanzas? prefiere decir Myriam Cortés, que hay que aprovechar la sensibilidad de la mujer, que ya debe estar donde se tomen decisiones para que, con su visión, puedan completar la de un hombre.

Preguntada por la sensibilidad a la que se refiere, dice que una mujer puede aportar ?una visión más general de todos los problemas de alrededor?. Compara, de hecho, a su figura de mujer con la de madre, algo de lo que también ejerce. ?Aporta un lado más humano, de ternura. Una es madre en todas partes?, asevera.

Ese otro punto de vista es el que puede complementar a lo ya realizado hasta la fecha, el que consiga unir lo profesional con lo humano, según sus propias palabras. ?Esa es una sensibilidad propia de la mujer en general y de la madre en particular?, vuelve a reiterar siempre con esa idea de familia que quiere aportar a la ?nueva? Universidad Pontificia de Salamanca.

Pero en el género no acaba la novedad. El laicismo de su persona también tiene ese otro punto de novedad que traspasa fronteras. En concreto, en esta ocasión, traspasa la frontera clerical aunque no la de la fe. Aun así, Myriam Cortés dice que su posición puede aportar otra realidad a los problemas, situaciones que se presenten y necesidades de la Universidad. ?Un clérigo quizá por su propia vida no tiene conciencia de determinadas cosas que un laico siempre vivo. Ellos ven otra cosa por su experiencia. Nos complementaremos?. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído