Las huelgas y protestas contra los grados universitarios de tres años no cesan. Tras la vivida el pasado mes de febrero, el día 26, este martes se ha llevado a efecto una nueva que tuvo como acto central una concentración-manifestación en la Plaza Mayor al mediodía. Convocada por los sindicatos CCOO, CSI-F, UGT, CIG, el Sindicato de Estudiantes y asociaciones universitarias, la concentración intenta frenar la decisión del Gobierno de implantar el decreto 3+2. Esto es, que los grados universitarios se reduzcan a tres años y se complementen con dos de master.

Los estudiantes se concentraron al mediodía en la Plaza Mayor y recorrieron algunas de las principales avenidas de la ciudad para mostrar su indignación contra la decisión de reducir la duración de los años de las titulaciones de grados a tres años con la incorporación de otros dos complementarios de máster. Medio centenar de estudiantes terminaron la protesta con un encierro temporal en el Rectorado de la Universidad, donde permanecieron durante una hora, hasta que el rector conversó con ellos.

Los convocantes consideran ?que medidas como esta encarecen la educación y provocan que los estudiantes con menos posibilidades no puedan acceder a los estudios superiores. ?Creemos que esta es una medida más en la escalada de privatización de la educación que se inició a principios de este siglo con el Plan Bolonia y que continuó con la Lomce y la subida de tasas. La única forma de evitar que la universidad acabe siendo un coto privado para las élites y grandes fortunas y los institutos un campo de entrenamiento que camina al empleo precario es unirnos y dejar las aulas vacías como protesta?, señalan.

Añaden, ?que el nuevo modelo universitario pretende liquidar la universidad pública tal y como la conocemos hoy en día. La reducción del número de créditos necesarios para finalizar los estudios de grado y la previsible pérdida de estudiantes tendrán un impacto muy negativo en la financiación de las universidades, el empleo y las condiciones laborales del profesorado y del personal de administración y servicios, dando lugar a una reconversión del sector que no vamos a aceptar?. Finalmente señalan ?que esta reforma supone adelgazar la universidad pública para engordar la privad creando universitarios de primera y de segunda en función de sus posibilidades económicas. Por otra parte, se reducirán el número de docentes. Para que no haya discriminaciones pedimos que se iguale el precio de los créditos de grado con los de máster?.

CSI-F exige al Gobierno que se siente a negociar

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) también destaca que "la comunidad universitaria ha respaldado en bloque las reformas universitarias impuestas por el Gobierno, que modifican el sistema de títulos universitarios (comúnmente denominado 3+2),  los requisitos para la creación de universidades y el sistema de acreditación del profesorado".

A su juicio, "el modelo que pretende imponer supone una ruptura de la equidad en el acceso al sistema universitario y al modelo de universidad pública, tal y como hoy se conoce en España". Añade que "la reducción del número de créditos necesarios para finalizar los estudios de grado y la previsible pérdida de estudiantes tendrán un impacto muy negativo en la financiación de las universidades, el empleo y las condiciones laborales del profesorado y del personal de administración y servicios, dando lugar a una reconversión del sector que no vamos a aceptar?.

Por eso, CSI-F exige al Gobierno que se siente a negociar. Un primer paso sería igualar el precio de los créditos de grado y de los másteres, para que no se produzcan discriminaciones en función de la renta (en la actualidad, el precio medio de un crédito es de 18 euros, mientras que el del máster oscila entre 32 y 39,5 euros).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído