Tom Kirkwood: “El impacto económico del envejecimiento es muy bueno en el país”

El investigador del proceso del envejecimiento asegura que no solo se deben valorar los costes sanitarios y de las pensiones, ya que el hecho de que se aumente la calidad de vida hace que las personas sean consumidoras y contribuyan a la riqueza del país

 Tom kirkwood
Tom kirkwood

El Auditorio de la Hospedería Fonseca ha acogido este martes la tercera sesión de las ‘Conversaciones en Salamanca’, organizadas por el Cenie de la Universidad de Salamanca, en las que investigadores de primer nivel transmiten los avances en cuanto a materia de envejecimiento, acompañados de comunicadores que ejercen como maestro de ceremonias.

En esta ocasión, ha sido el turno del científico Tom Kirkwood, de la Universidad de Newscastle, que cuenta con una dilatada experiencia de más de 25 años en la investigación del proceso del envejecimiento. Ha estado acompañado del periodista José María Calleja, quien explicaba en su introducción que el aumento de la esperanza de vida ha cambiado la percepción de la vida por parte de los ciudadanos, quienes exigen un cambio desde los presupuestos hasta la mentalidad.

En su intervención, Tom Kirkwood se debatía entre el dilema de vivir más años con calidad, explicando que se trata de una perspectiva cuya respuesta varía en función de la persona a la que se pregunte, ya que hay personas que son capaces de disfrutar más a una edad avanzada a pesar de los problemas y las enfermedades. Sin embargo, ante problemas graves de salud, aludía a que la decisión de prolongar la vida es personal: “Si las perspectivas médicas son terribles no tengo autoridad para decidirlo”.

En cuanto al aspecto económico indicaba que “los políticos están obsesionados con los costes sanitarios y de las pensiones, pero en envejecimiento mejora la actividad económica”. El científico apuntaba a algunos estudios de la Universidad de Chicago que concluyen que el impacto económico del envejecimiento es muy bueno: “Contribuyen porque están vivos, son consumidores y contribuyen a la riqueza del país”, algo que consideraba que deben valorar los Gobiernos.

Sobre la preocupación de alargar la vida mientras desciende la natalidad en varios países del entorno, apuntaba que se trata de aspectos distintos. También dedicaba unas palabras a la mayor esperanza de vida de las mujeres, que viven situaciones de machismo: “Ha llegado el momento de cambiar estos patrones de conducta, se va a igualar la experiencia en la vejez”.

Entre las consecuencias del envejecimiento se incluye la soledad, en muchas ocasiones indeseadas. Kirkwood achacaba este problema a la sociedad, que “discrimina a las personas mayores, los vemos como una carga”. Esta soledad, añadía, puede traer problemas que lleguen hasta la depresión. “La soledad es consecuencia de la falta de atención.”

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído