Más de 300 trabajadores de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) deciden un año más sacrificar el regalo institucional navideño para donar su importe a las personas que sufren de manera más directa la crisis económica. La UPSA realiza este acto solidario desde el año pasado, en el que se entregó el dinero a Cáritas.
 
El rector de la institución académica salmantina, Ángel Galindo, junto con el vicerrector de Economía, Vidal Alonso, han entregado esta mañana dos donativos a la madre superiora de las Hermanitas de los Pobres, Doña Gloria Martínez Gómez, y a la directora del Centro Asistencial de Madres Solteras Ave María, Doña rosario Álvarez Ruiz, de 1.500 euros respectivamente.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído