La Universidad de Salamanca impulsa la investigación en implantes cocleares de última generación

Una nueva herramienta, fruto de una colaboración con una multinacional, podrá usarse en cualquier marca y modelo de los dispositivos y refleja el liderazgo internacional de la USAL en el ámbito de la audiología


 USAL Oticon (2)
USAL Oticon (2)

El implante coclear es un oído artificial capaz de restaurar la audición de algunas personas sordas estimulando directamente su nervio auditivo. Actualmente, el implante de cada paciente debe ser programado por un audiólogo a lo largo de un proceso que con frecuencia resulta largo, tedioso y costoso hasta que se ajusta a la programación óptima para el usuario.

En este contexto, la Universidad de Salamanca y trabajará conjuntamente con una multinacional durante los próximos tres años en el desarrollo de un innovador software capaz de recomendar la programación óptima de los implantes para cada usuario, apto para cualquier marca y modelo y con el que se logrará agilizar y reducir el coste del proceso de programación de estos dispositivos.

El objetivo final del proyecto persigue mejorar la calidad de la audición de los más de medio millón de usuarios de implantes cocleares que hay en el mundo y de los 28 millones de posibles candidatos, según informó el rector, Ricardo Rivero, en la rueda de prensa celebrada en el Rectorado del Estudio salmantino para presentar la colaboración científica entre ambas entidades.

USAL Oticon

Programación de implantes cocleares en la actualidad, proceso de ‘prueba y error’

Durante sus intervenciones los especialistas ofrecieron detalles de la colaboración y definieron la programación de los implantes cocleares como “un proceso de prueba y error” en el que, a pesar de lo laborioso y minucioso del mismo, una vez concluido “continúa planteando dudas” debido a que ni el audiólogo ni el paciente tienen la certeza de que la programación conseguida sea “la ideal”, subrayan.

A este aspecto habría que añadir, además, cuestiones como, por qué cada paciente necesita una programación diferente e incluso determinar hasta qué punto la audición de un usuario podría mejorar con la implementación de nuevos programas en los implantes, entre otras de las incógnitas que aún continúan por desvelar de este complejo proceso.

En este sentido, el proyecto persigue resolver estas preguntas desarrollando modelos computacionales que predigan cuál sería la programación óptima para cada paciente. Predicciones que se basarán en simulaciones de la actividad del nervio auditivo del usuario con los diferentes procesadores de sonido y configuraciones disponibles para el implante.

El desarrollo, que generará una herramienta para facilitar al audiólogo el proceso de programación, servirá para explorar la calidad de la audición que proporcionarían futuros procesadores de sonidos para las nuevas generaciones de implantes. El objetivo último es que cada paciente pueda disfrutar de una mejor audición con su implante, reduciendo la incertidumbre y los costes inherentes al diseño de los nuevos procesadores de sonidos y al proceso de su programación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído