La Universidad de Salamanca incorpora el cuadro del exrector Daniel Hernández Ruipérez a la Sala de Retratos del Rectorado

La obra hiperrealista realizada por el artista Gonzalo Goytisolo retrata a su protagonista en posición frontal con el fondo de la Biblioteca Histórica

Comunicación Universidad de Salamanca

4 Comentarios

Foto: Comunicación USAL
Foto: Comunicación USAL

La Universidad de Salamanca presentó en la mañana de este jueves el retrato oficial de Daniel Hernández Ruipérez, catedrático de Geometría y Topología del Departamento de Matemáticas y rector de la institución académica entre los años 2009 y 2017, realizado por el pintor Gonzalo Goytisolo.

Este cuadro, un óleo sobre lienzo, quedará expuesto en la Sala de Retratos del Rectorado, frente al retrato de Miguel de Unamuno, donde se encuentran las imágenes de los catedráticos que desempeñaron la máxima responsabilidad académica durante los siglos XX y XXI, a los que hay que añadir los que se encuentran en el hall, pertenecientes al siglo XIX. El acto de recepción del cuadro, celebrado en la Casa Museo Unamuno, fue presidido por el rector Ricardo Rivero y contó con la presencia de familiares del exrector y de algunos de los profesores que integraron su equipo de Gobierno durante los ocho años de gestión.

Hernández Ruipérez descubrió la obra de Gonzalo Goytisolo en una visita a la Biblioteca Nacional de España, en la que quedó fascinado por los retratos realizados a Juan Marsé y Juan Goytisolo (tío del pintor), que integran la colección de retratos de escritores galardonados con el Premio Cervantes. Después descubrió en su web el cuadro realizado al exrector de la UNED Juan Jimeno, lo que ratificó su idea de apostar por el artista barcelonés.

La obra, que sigue la estela de la corriente del hiperrealismo español, retrata a su protagonista en posición frontal, con varios de los atributos de rector, y ubicado en la Biblioteca Histórica. Para llegar a este resultado hay un largo proceso de más de tres años de trabajo en preparación y ejecución del original. “Se trata de una obra muy laboriosa. Comencé en el año 2017 con la realización de cientos de fotografías tanto de la persona como de los diferentes emplazamientos universitarios en los que podía enmarcarse. Antes de iniciar la pintura presenté unas 30 propuestas hasta dejarlas reducidas a una decena de proyectos unidos por un factor de coherencia estética, en el que el juego de la luz y las sombras jugó un papel fundamental”, explica Goytisolo. De estos fotomontajes surgió el retrato definitivo, “una imagen figurada que no existe como tal, ya que está realizada con los elementos más destacados de la personalidad del rector, los atributos del cargo y la biblioteca”, explica el pintor, quien reconoce la dificultad que supone afrontar un cuadro que debe respetar tanto la personalidad del protagonista como los valores de la institución.

“Estoy más interesado en el modo en el que las cosas se relacionan unas con otras que en su especificidad. En mi trabajo intento mostrar lo real como ficción narrativa de la experiencia. Pienso que lejos de ser una simple expresión de la realidad, o una senda a la certidumbre, la figuración realista es la más elaborada forma de ficción pictórica, lo que la convierte en un género profundamente irreal”, subraya.

El resultado final es una obra que rompe totalmente con las anteriores –“soy muy competitivo”, apostilla Goytisolo, que ayer mismo daba el original por definitivamente finalizado al aplicarle una capa de barniz para que los colores queden más resaltados- y que a partir de ahora quedará expuesta en la galería de retratos del Rectorado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído