​La USAL pasa a formar parte del Comité Ejecutivo del Grupo Coimbra y Ricardo Rivero es nombrado presidente de honor

Esto supondrá una “implicación más intensiva en lo que este gran grupo quiere desarrollar en los próximos años”. Es la primera vez que la Universidad de Salamanca, una de las fundadoras del Grupo Coimbra, que buscará seguir potenciando la simbiosis de docencia e investigación, forme parte del grupo de toma de decisiones

 Conclusiones Grupo Coimbra
Conclusiones Grupo Coimbra

Tras la reunión del Grupo Coimbra producida en Salamanca entre el pasado 30 de mayo y este 1 de junio, la Universidad de Salamanca estará representada en el Comité Ejecutivo de dicho grupo por su vicerrector de Internacionalización, Efrem Yildiz, al ser elegido de manera casi unánime en las elecciones producidas para su formación. Un cargo que ostentará durante los próximos cuatro años, renovable por otros cuatro.

Además, según explicó el propio Yildiz, Ricardo Rivero ha sido nombrado presidente de honor del Grupo Coimbra, lo que supondrá una “implicación más intensiva en lo que este gran grupo quiere desarrollar en los próximos años”. Y es que el rector de la USAL será quien coordine el Consejo de Rectores que forman las 39 universidades del consorcio.

Asimismo, el vicerrector de Internacionalización ha querido destacar “la amplia participación de los miembros de la USAL en el Grupo Coimbra”, ya que el Estudio salmantino ha estado representado, con un componente de cada especialidad, en todos los grupos de trabajo.

Y es que la participación del Grupo Coimbra en la “nueva era de la Educación Superior de Europa es fundamental” puesto que “es la que realmente ha luchado por la búsqueda del equilibro entre investigación y docencia”, una aportación importante, ya que se antoja necesario “fomentar la investigación y fortalecer la docencia en las universidades”.

No sólo eso, sino que una de las conclusiones del Grupo Coimbra es que se debe conseguir “un equilibrio entre ambos”, puesto que como aseguró Efrem Yildiz, “la investigación, sin docencia, queda al margen; y la docencia, sin investigación, no puede completarse”.

Confeccionar un sistema de educación superior común en Europa, uno de los objetivos

El vicerrector de Internacionalización de la USAL también ha detallado que otra de las conclusiones del Grupo Coimbra es que se seguirá trabajando por ese sistema de educación superior común en Europa, un proyecto que comenzó a tratarse en la reunión del pasado mes de los ministros de Educación en París.

Así, además de crear un sistema educativo inclusivo y abierto “a todo el mundo” y que promociones y fortalezca la movilidad entre estudiantes europeos para que así puedan “conseguir el título europeo en el verdadero sentido de la palabra”.

Por ello, desde el Grupo Coimbra consideran necesario elaborar un plan de estudios que mejore el sistema tradicional de Erasmus y que permita la transferencia de créditos desarrollando las carreras “en varios sitios y lugares”. Es decir, creando un intercambio “no de universidad en universidad, sino entre universidades”, concretó Yildiz.

Esto se haría mediante un plan de estudios único, respetando el sistema establecido de 240 créditos “que hemos visto que funciona”. Así, las universidades, en función de los socios que busquen “según lo que cada una intente desarrollar”, ya sea con “una misma trayectoria, la amplitud de la ciudad, la cantidad de estudiantes que puedan tener y la trayectoria histórica”, se conformaría ese espacio.

Asimismo, esta movilidad no se limitará exclusivamente al alumnado, sino que “debe haber más movilidad entre el profesorado”, porque si no se mueve “habiendo las posibilidades actuales, no puede considerarse una actitud inteligente”, por lo que eso se debería considerar como “una obligación profesional y académica”, puesto que supone “siempre un reconocimiento”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído