Comienzan las obras del Torreón

Comienzan las obras del Torreón

La empresa Cabero Edificaciones está a punto de comenzar las obras de restauración del Torreón de alba de Tormes. Los trabajos, de aproximadamente 5 meses de duración, consistirán en la restauración del Torreón, parte del recinto amurallado, y la consolidación de su entorno mediante la eliminación de edificaciones adheridas. El proyecto ha sido diseñado por el arquitecto municipal Juan Carlos García Fraile. Ambas edificaciones se encuentran en el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico y en concreto, el Torreón está calificado como Bien de Interés Cultural.

El presupuesto de licitación era de 247.480,80 euros aunque finalmente fue adjudicado por 161.728,71, de los que el Ayuntamiento aporta el 25 por ciento y el Ministerio de Fomento el 75 por ciento. El objetivo municipal es “potenciar los recursos históricos y monumentales, protegiendo y dando a conocer su patrimonio”.

La restauración del Torreón como parte de la muralla “permitirá la comprensión y valoración del conjunto, que hoy se percibe como elementos degradados e inconexos, habiendo comprobado como la antigua muralla es absolutamente desconocida para muchos de los habitantes de Alba”. Hace cinco años se produjo la restauración de la muralla del Espolón pero el resto del recorrido amurallado ha sido abandonado por completo, según indica el proyecto de obra.

Multitud de problemas

El Torreón se encuentra situado sobre una base rocosa de difícil acceso por los desniveles topográficos. Es inaccesible por la Puerta del Río, por lo que uno de los objetivos es mejorar el acceso al entorno. Con una superficie total de 126 metros cuadrados, en su momento fue una torre de vigilancia situado en el recinto amurallado del municipio. Actualmente su estado de conservación es malo según el arquitecto municipal y pertenece al nivel de protección integral, por lo que se conservará el volumen existente.

El Torreón y la base de roca presentan problemas como la falta de adecuación estructural del muro por las inclemencias del tiempo, pérdida y erosión de la zona de base, con los consiguientes desprendimientos. Esto ha producido una pérdida de sección en el muro de la torre y esquinas. Además, han aparecido grietas y fisuras en la roca viva por la absorción de agua de lluvia ante la falta de una canalización y drenaje adecuados. Con el tiempo también se ha producido la pérdida del rejuntado de los paramentos, así como del remate en la coronación de los muros, lo que favorece la entrada de agua a los rellenos interiores.

Uno de los problemas más visibles es la multitud de vegetación en la parte superior y en la base de roca viva, con enraizamiento que provoca la pérdida de mampuestos y la creación de grietas y fisuras. Además, elementos no originales en la roca viva como cemento o ladrillo serán eliminados en la obra. Según el arquitecto municipal, “son malas soluciones que se adaptaron en su momento para tapar las grietas”.

Soluciones de la empresa

La empresa que acometerá la rehabilitación llevará a cabo diferentes actuaciones para paliar los problemas existentes. En primer lugar, la intervención en la zona superior sobre el drenaje y recogida de las aguas pluviales que aminore las filtraciones por el interior y se evacúe hacia el exterior, así como la intervención en la roca viva para eliminar elementos de vegetación y consolidar las grietas. Los trabajadores repararán los tramos deteriorados con materiales y técnicas similares y reconstruirán la terraza superior para impermeabilizar y evacuar el agua. Finalmente se procederá a la limpieza y reparación de la roca viva que sirve de apoyo.

Las actuaciones se resumen en la reposición y reconstrucción de fabrica de mampostería de pizarra, reconstrucción puntual de muros y rejuntado con mortero de cal más tratamiento de la zona superior del Torreón y de esquinazos o siluetas de muros de mampostería para conseguir regularidad en su geometría. Además, se procederá a la inyección de lechada con mortero de cal por el interior del muro, al remate de la coronación de los muros con mampostería de pizarra y a la colocación de impermeabilización en la zona superior con formación de pendiente para la canalización de agua de lluvia. Finalmente se aplicará un tratamiento herbicida para evitar la presencia de vegetación.

En la zona de base de roca se llevará a cabo la limpieza de toda la vegetación existente y elementos no originales, el rellenado de fisuras con mortero y el sellado de grietas y aplicación de patina sobre reparaciones de fisuras y grietas.

La Casa de los Camineros

La Casa de los Camineros, edificación colindante, tiene más de un siglo de historia y actualmente se encuentra en estado ruinoso. El edificio, que en la antigüedad albergaba oficinas, ha sido cedido por la Junta de Castilla y León al Ayuntamiento de Alba de Tormes. La edificación está apoyada directamente sobre la roca viva y la cubierta de madera se encuentra en ruina total, con peligro para el resto de la edificación. El muro de contención trasero se pretende conservar y actuar en su parte inferior reforzándolo para evitar empujes del terreno.

La Casa de los Camineros, dentro del Conjunto Histórico, será demolida y se convertirá en un espacio urbano para uso socio-cultural. En concreto, el Ayuntamiento habilitará una plaza con bancos y zonas ajardinadas para mejorar el Conjunto Histórico. La edificación, con una superficie total de 215 metros cuadrados, se verá mejorada con el soterramiento de líneas aéreas y la preinstalación de electricidad, telefonía y redes de saneamiento y riego. Para mejorar la apariencia del Conjunto Histórico, el Torreón y la nueva plaza dispondrán de una iluminación especial decorativa.

Comentarios