Este jueves, 1 de octubre, se celebra el Día Internacional de la Hepatitis C. La plataforma de afectados en Salamanca reivindica que el Hospital Clínico Universitario de Salamanca cuente con tratamientos de última generación para atender esta infermedad. Según apuntan, fue en el mes de abril cuando se prometió que contaría con un Fibroscan ?y a día de hoy seguimos esperando el cumplimiento de esa promesa del Sacyl?.

?Hemos solicitado información al Sacyl pero desde allí impera el silencio más absoluto, tanto de este tema como de otros que solicitamos. Cansados ya de esperar e indignados por el número de pacientes que esperan esta prueba, cerca de trecientos en Salamanca, hemos decidido pasar del silencio a las negociaciones a la acción en la calle. Nuevamente será la visibilidad la que hará que el Fibroscan se compre para el Hospital Clínico Universitario de Salamanca?, aseguran.

Enfermedad prevenible y curable

La hepatitis C es una enfermedad que es prevenible y curable en la actualidad. ?Prevenible si existe una voluntad política seria que gestione políticas preventivas y de detección de la enfermedad. Curable porque cuando la prevención no ha sido efectiva existen antivirales de última generación que eliminan esta enfermedad en los pacientes que han podido acceder a los tratamientos. Es la acción la que puede evitar que se apaguen 4.000 voces diarias a causa de la hepatitis, es la acción la que evitará que se produzcan doce muertes diarias en nuestro país asociadas al VHC?, explican desde la plataforma salmantina de afectados.

En España se estima que 481.000 personas tienen hepatitis C crónica. El 80% de las personas con hepatitis C no tienen síntomas, éstos pueden tardar hasta 30 años en manifestarse, y cuando lo hacen suele ser signo de que existe daño hepático avanzado. La falta de síntomas en las fases iniciales de la enfermedad puede dificultar su detección y conllevar diagnósticos tardíos. Por ello, desde FNETH recuerdan ?la importancia de un diagnóstico temprano para poder controlar la evolución del daño hepático que provoca la enfermedad?.

Hasta el 85% de los pacientes no eliminan el VHC y desarrollan una hepatitis C crónica que, de no controlarse adecuadamente, puede progresar a estadíos más graves. Cuando la hepatitis C progresa, produce fibrosis en el hígado. Entre el 10% y 20% de los pacientes desarrollan cirrosis a los 20 ? 30 años desde la infección. Asimismo, la hepatitis C es la causa del 25% de los casos de cáncer de hígado. 

Desconocimiento de la patología

A pesar de que en los últimos meses la hepatitis C ya no es una enfermedad desconocida y tiene una relevancia social, los ciudadanos no conocen bien la patología y cómo afecta el virus a quienes lo han contraído. En este sentido, Bernal considera importante que ?no solo los pacientes sino la población general tenga conocimientos esenciales sobre la enfermedad. Conocer por qué se puede contraer el virus C, la evolución de la enfermedad hepática que provoca, el modo de transmisión y cómo prevenirla es fundamental para normalizar una enfermedad con graves implicaciones en la salud como psicológicas?.

En este sentido, es importante conocer las distintas vías de transmisión del virus de la hepatitis C en la actualidad como son la realización de tatuajes y perforaciones en sitios que no cumplen las medidas de prevención adecuadas, las transfusiones de sangre o sus derivados (plasma, plaquetas), los injertos de órganos contaminados, mediante inyecciones o pinchazos accidentales con agujas contaminadas o por el uso de drogas inyectables intravenosas: ?Es importante prevenir estas causas para evitar la infección por virus de la hepatitis C?.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído