El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se ha referido este miércoles a la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que viene provocada por la modificación catastral aprobada recientemente por el Gobierno. Una subida que el primer edil charro niega como tal, pues el Consistorio sí cumplió su promesa de no incrementarlo, sólo "se actualiza el coste de la vida", y el 10 por ciento más impuesto por el nuevo Gobierno es, a su juicio, consecuencia de la anterior gestión de Zapatero y la anterior Corporación, pues no hubo una revisión catastral.

Durante la campaña electoral de 2011, Fernández Mañueco reiteró que no iba a tocar el IBI de los salmantinos, algo que asegura que ha cumplido, porque el aumento del tres por ciento es en base al IPC, es decir, al coste de la vida. No obstante, el 10 por ciento aplicado por el Gobierno central al Ayuntamiento salmantino ante la ausencia de la revisión catastral ha dejado la subida total en un 13 por ciento.

Según el alcalde, si se hubiera llevado a cabo esa revisión el incremento hubiera sido del 50 por ciento, por lo que se ha hecho "lo más beneficioso para los propietarios de los inmuebles de la ciudad".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído