Este fin de semana, en especial el 31 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) organiza una campaña de concienciación con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, y en este 2015 la ha centrado en parar el comercio ilícito de productos de tabaco.

En este sentido, los expertos alertan que el aumento del mercado ilegal de tabaco afecta sobre todo a los más jóvenes y a los grupos de población de bajos ingresos debido al menor coste de los productos. Así, la OMS destaca la promoción de políticas eficaces para reducir el consumo y para que los países colaboren en el fin del comercio ilícito.

Según algunos estudios, el mercado del tabaco ilícito podría suponer hasta una décima parte de los cigarrillos consumidos en el mundo. La Comisión Europea calcula que dicha actividad cuesta a la Unión Europea y sus Estados Miembros más de 10.000 millones de euros cada año en concepto de impuestos e ingresos aduaneros no percibidos.

Además, la campaña de la OMS tiene como objetivo mostrar por qué los beneficios para la atención de salud y los programas y las políticas de control del tabaco, como el aumento de los impuestos y los precios, la inclusión de advertencias sanitarias gráficas y otras medidas, se ven perjudicadas por el comercio ilícito de productos de tabaco.

También denuncian el modo en que la industria tabacalera ha intervenido en el comercio ilícito de productos de tabaco, así como poner de relieve que gracias al comercio ilícito de productos de tabaco, los grupos criminales amasan grandes fortunas con las que financian otras actividades delictivas, como el tráfico de drogas, armas o seres humanos y actividades terroristas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído