La campaña de vacunación frente a la gripe y el neumococo comenzó el pasado 20 de octubre y estará en vigor hasta el 3 de diciembre. Durante todo este tiempo, los salmantinos que lo deseen podrán ponerse una de las 85.690 vacunas que la Consejería de Sanidad ha puesto a disposición del Servicio Territorial. La responsable del departamento en Salamanca, Manuela Plaza, asegura que este año la campaña presenta dos grandes novedades, la primera que se ha incrementado el número de dosis en la provincia, y la segunda que por primera vez se ofrecerá una vacuna especial para las personas intolerantes a la proteína de huevo.
 
En cuanto a los objetivos de la campaña, además de proteger a la población, destaca el hecho de “incrementar la vacunación entre el personal sanitario”. Y es que según afirma Plaza, “el personal sanitario es el que menos se vacuna, con un porcentaje del 27%, por lo que queremos superar por lo menos el 30%”. A ello hay que añadir también el llamamiento al personal de los centros educativos, “es importante la vacunación por protección a uno mismo y al entorno que tienes alrededor”, explica Manuela Plaza.
 
Población diana
 
La población a la que va dirigida la vacuna antigripal es muy amplia, desde personas mayores de 60 años, diabéticos, pacientes de cualquier edad -a partir de los 6 meses- con enfermedades crónicas (cardiovasculares, pulmonares, neurológicas, renales o hepáticas), personas con cáncer, con obesidad mórbida, embarazadas en cualquier momento del embarazo, trabajadores de centros sanitarios y servicios sociales, policías, bomberos, protección civil, personal docente de educación infantil y guarderías, y un largo etcétera.
 
Respecto a por qué el personal sanitario es el que menos se vacuna, Manuela Plaza considera que es “por dejadez”, mientras que en el lado contrario se sitúan los mayores de 65 años “son los que más se sensibilizan para prevenir otras patologías de base y enseguida llaman para pedir cita”.
 
Lugares de vacunación
 
Los centros de salud son los lugares habituales de vacunación, aunque a las personas hospitalizadas se les podrá suministrar en el lugar en el centro en el que se encuentren, mientras que los trabajadores sociales o personal como la Policía se les podrá vacunar en su lugar de trabajo.
 
La responsable del Servicio de Sanidad asegura que se trata de una vacuna voluntaria, gratuita y universal que tiene que solicitar el ciudadano. Además, afirma que su efectividad está comprobada y con efectos directos como en una reducción del absentismo laboral o para evitar que se complique la salud de personas que padecen otras patologías graves, “y es que hay que recordad que todos los años fallecen personas por la gripe que no se han vacunado y que padecen otras patologías que se agravan con la gripe”.
 
Virulencia
 
La virulencia más alta de la gripe se registra normalmente entre la primera y la tercera semana de enero, por ello la campaña se inicia unos meses antes para que la población esté protegida.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído