El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León también ha aprobado la liberalización del periodo de rebajas del comercio, actualmente limitadas a dos campañas anuales de un máximo de dos meses de duración. De esta manera, se permite, en la venta en promoción, adquirir productos destinados a tal fin y no se condicionan los porcentajes de reducción de precios, que el comerciante podrá establecer en función de sus estrategias comerciales.
 
Las últimas rebajas en general no están cumpliendo las expectativas, traduciéndose en una continua bajada de afluencia en los comercios. En general, el consumo ha disminuido notablemente tanto respecto a las rebajas de otros años como al cuatrimestre anterior. Aunque siempre existen excepciones, las grandes cadenas así como los pequeños comercios están notando los efectos de la crisis más de lo esperado. 
 
No obstante, en los últimos días se ha animado algo el comercio, pues a pesar del anuncio de que los precios se mantendrán una vez los impuestos hayan subido, los consumidores prefieren no arriesgar. Ya hay quien está adelantando la compra de la ropa de temporada de invierno a agosto mientras que, según los propios comerciantes, las rebajas están teniendo tirón frente al próximo otoño. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído