Las calles del centro de Salamanca no parecen las mismas durante este mes de agosto. Lo que en años precedentes eran vías desiertas de circulación están este verano repletas de coches, con los consiguientes atascos en las horas punta. Y es que una afluencia de vehículos mayor de lo habitual, unida a los cortes de calles por obras, provocan retenciones como la que ha tenido lugar sobre las 13:00 horas en Crespo Rascón, donde los conductores han tenido que esperar hasta diez minutos para avanzar apenas doscientos metros debido a que varios camiones bloqueban la circulación en el entorno de la plaza de la Fuente y la plaza de San Juan de Barbalos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído