Todos los niños que tengan que pasar una temporada en el Hospital Clínico Universitario, ya sea corta o extensa, podrán seguir aprendiendo y desarrollando sus capacidades gracias al Aula Hospitalaria, ubicada dentro del Programa de Educación Compensatoria de Atención a la Diversidad que lleva a cabo la Junta de Castilla y León.

 

Su objetivo es proporcionar una atención educativa a todos aquellos niños que por razones de enfermedad deben permanecer ingresados en el hospital. Todo ello dentro de un clima de participación, favoreciendo la integración socio-afectiva, la creatividad, el perfeccionamiento de destrezas, habilidades y capacidades manipulativas, así como la utilización de las nuevas tecnologías, de manera que su estancia sea lo más amena posible.

 

Durante el pasado curso, un total de 824 niños fueron atendidos por dos profesoras, cuyos criterios metodológicos pasan por la globalización en las actividades curriculares programadas, en las que se parte de una dimensión general y positiva del hospital como centro preventivo de la enfermedad y generador de salud.

 

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena, acompañado por responsables de Pyfano, ha visitado este viernes las instalaciones de este colegio en miniatura. En su comparecencia ha destacado la importancia de la labor de los trabajadores allí presentes: “Todo el trabajo está encaminado a crear en torno al niño, dentro del hospital, un ambiente de normalización; es decir, hacer que este se encuentre lo más cómodo posible y en unas condiciones lo más parecidas a las que llevaba en su vida antes de enfermar”.

 

Respecto al nuevo hospital, Mena ha reseñado que “la cosa va bien, el compromiso del consejero va hacia adelante, en las cortes ya comprometió los 21 millones y esperamos que no tenga ningún parón y que podamos disfrutar para el 2019 del hospital que merece Salamanca y sus trabajadores”.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído