La Federación de Servicios Públicos de UGT denuncia que su Gabinete Psicológico ha experimentado un aumento de la demanda de atención por acoso laboral desde el comienzo de la crisis. Un escenario que ha hecho más vulnerables a los trabajadores, porque "tienen miedo a perder su bien más preciado, el trabajo, si hacen pública la situación". El sindicato constata la “preocupación” de su federación por la “aparición cada vez mayor de conductas de este tipo”, que son “difíciles de demostrar”, ya que tienen un carácter “solapado y sibilino”, y “van destruyendo poco a poco a la víctima”.
 
Para luchar contra estas prácticas, UGT acaba de publicar la nueva ‘Guía del acoso psicológico en el trabajo (‘mobbing’)’, una “herramienta para que los trabajadores sepan distinguir las conductas encaminadas al acoso laboral” y a quién deben comunicárselas, a “los delegados de prevención” de los centros de trabajo.
 
El sindicato aconseja a las posibles víctimas que “no se callen, pidan ayuda, verbalicen el problema y lo hagan visible”, especialmente en “momentos de crisis” como los actuales, cuando “es mayor el temor a que se tomen represalias si alguien pone voz a estas conductas”. En ese sentido, añade que el acosador “actúa normalmente con la connivencia de aquellos trabajadores que rodean a la víctima” y que con sus “silencios” se convierten en “testigos mudos”, rehenes de su “temor a denunciar”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído