Los hogares castellanos y leoneses concentraron el cinco por ciento de las ventas de 'gran consumo' que se realizaron en España en 2013. Esta cifra representa algo más de 2.450 millones de euros en productos de alimentación envasada, bebidas, cuidado del hogar, higiene personal y belleza. En este sentido, los consumidores de la autonomía gastaron un 1,5 por ciento más que el año anterior. A nivel nacional, según el informe anual Nielsen 360, el gasto superó los 49.000 millones.
 
El precio medio de la cesta de la compra se encareció un 1,1 por ciento de media en España a pesar del esfuerzo de los hogares por contener el gasto recurriendo a la búsqueda de promociones o a la propia marca de la distribución, que en Castilla y León alcanzó el pasado año una cuota del 43 por ciento, cinco puntos por encima de la media nacional (38 por ciento).
 
Precisamente en el informe Nielsen 360 también se pone de manifiesto cómo la presencia de la marca de la distribución es mucho más elevada en los supermercados que en el resto de establecimientos, al llegar al 46 por ciento. En cambio, en los hipermercados la marca de distribución se situó en el 22 por ciento, registrando una caída de 0,5 puntos.
 
Según el director general de Nielsen para España y Portugal, Gustavo Núñez, “las familias castellanos y leonesas han realizado en estos últimos años un gran esfuerzo por apretarse al cinturón, lo que se traduce en nuevos hábitos de consumo como la planificación de las compras 'lista en mano', la comparativa de ofertas entre establecimientos o el cambio a nuevas marcas más económicas. En definitiva, una actitud de ahorro orientada a una compra más racional que a todas luces perdurará una vez superadas las estrecheces económicas”.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído