El incremento del número de jubilados provenientes del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos durante el 2013 se debe en buena parte a que muchos de ellos han decidido compatibilizar su pensión con su trabajo, más del 80%. Para poderse acoger a esta fórmula es necesario haber cumplido la edad legal de jubilación y haber cotizado 35 años.
 
En este aumento de autónomos jubilados también ha influido sobremanera que, por primera vez, los autónomos pueden jubilarse anticipadamente a los 63 años. Todo ello ha reducido la edad de jubilación que entre los autónomos superaba de media los 65 años. Cabe destacar que uno de cada tres nuevos pensionistas que se ha producido en 2013 en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos RETA compatibiliza trabajo y pensión de jubilación.  
 
La posibilidad de compatibilizar trabajo y pensión entró en vigor el pasado 17 de marzo, incluido en el Real Decreto Ley 5/2013 de 15 de marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, que estableció una nueva regulación de compatibilidad entre la pensión de jubilación y trabajo, tanto sea por cuenta ajena como por cuenta propia. 
 
Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA considera que “esta es una de las medidas más acertadas que se pusieron en marcha a lo largo del pasado año para el colectivo y que ha beneficiado en gran parte a autónomos mayores de 65 años que ahora pueden compatibilizar pensión y trabajo, lo que ha provocado, junto con la posibilidad de poder acceder a la jubilación anticipa, que el número de altas en pensiones se haya duplicado con respecto al año anterior”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído