El Ayuntamiento de Salamanca ha remitido a la Comisión de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León el proyecto de señalización turística de la ciudad para su autorización. Este importante proyecto se acometerá en el próximo año gracias a una partida consignada en el presupuesto municipal de 447.000 euros. Su objetivo es potenciar la oferta turística y cultural para los visitantes que se encuentran ya en Salamanca. La medida, además, está enmarcada en el programa para conmemorar el vigesimoquinto aniversario de la declaración de Salamanca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. 

El objetivo principal es añadir la señalización turística a los recursos que el Ayuntamiento de Salamanca está poniendo en marcha para prolongar su tiempo de estancia, desestacionalizar la oferta y la demanda y aumentar la utilización de los servicios ofertados. La señalización permitirá promover los recursos monumentales y arquitectónicos, y desviar el flujo de turistas hacia puntos menos conocidos, dando a conocer destinos alternativos, al tiempo que revalorizar los entornos urbanos y disminuir la contaminación paisajística. Las señales turísticas servirán, además, de apoyo a los materiales de información turística y facilitarán los desplazamientos de ciudadanos y turistas.

En cuanto a los criterios requeridos, el sistema de señalización cumplirá una función meramente informativa, sin acaparar protagonismo y el número de señales se deberá limitar al estrictamente necesario. No se colocarán señales identificativas ni direccionales en monumentos y sus entornos y espacios colindantes, por considerarse suficientemente identificados. El volumen, tipología, y cromatismo de las intervenciones no pueden alterar el carácter arquitectónico y paisajístico del área ni perturbar la percepción del bien.  Y no se colocarán adosadas a fachada, salvo excepciones. Estarán sujetas a un soporte propio.

En este sentido, la propuesta de diseño de Carlos Fortes plantea una señalización para integrada y respetuosa con el paisaje urbano y el entorno monumental, consiguiendo una mejora sustancial en cuanto a la información de los recursos que el turista puede encontrar y disfrutar. La solución estética considera el entorno urbano y patrimonial como escenario en el que las señales se integran en armonía de manera funcional, versátil y exclusiva, apostando por igualar la señalización monumental a la estética ya existente en el mobiliario urbano. Esta señalización contribuye a la movilidad del visitante, a su orientación y a la identificación de los lugares y recursos más destacados repercutiendo favorablemente en la imagen de la ciudad, en su accesibilidad y disfrute.

Estructura de las señales

Se plantea una estructura de señalización consistente en un único mástil en el que se insertan los diferentes módulos de cada tipo de señal según las necesidades. Este sistema permite actualizar de forma permanente la información ofrecida sobre los servicios y espacios patrimoniales, con información en ambas caras en castellano e inglés.

Los soportes están realizados con materiales resistentes a la intemperie y al vandalismo, en colores negro y sangre de toro.

El modelo de mástil recrea las líneas utilizadas en el diseño de farolas y el mobiliario urbano neoclásico, depurando el estilo en líneas rectas y añadiendo símbolos propios, como el anagrama del vítor universitario y el nombre de la ciudad.  El tubo central del mástil servirá de base para insertar los módulos con los diferentes tipos de señales. 

El proyecto de ubicación de las señales, que también se remitirá a la Comisión para su informe, corresponde a la empresa Hega Cuatro S.L..  En su proyecto, la empresa incorporaba una metodología de trabajo, diferenciando el trabajo de campo (entrevistas, itinerario, trazados, software de geoposicionamiento de señales)  y el trabajo de gabinete (documentación, diagnóstico actual, inventario). Incorpora además criterio de accesibilidad en la ubicación de las señales y la redacción final del estudio técnico general que incluye catálogo de fichas y  plano de ubicaciones entre otras.

Tipos de señales

- Direccionales: marcan las rutas de acceso a los principales recursos patrimoniales y culturales y conducen los flujos de vehículos. 

- Patrimoniales en el centro histórico, estos elementos serán:
- Orientativos: marcan rutas y recorridos por el centro histórico y los recursos ubicados fuera de este perímetro. Siempre que sea necesario, a ella se le puede añadir módulos de planos de ampliación de la zona en la que nos encontramos.
- Identificativas monumentales. En los monumentos más importantes, para asegurar una solución de máximo respeto al patrimonio su ubicación será en el suelo a través de una placa metálica. En el resto de monumentos se utilizará el mástil tipo,  al que se le adaptará un módulo rectangular en el que aparecerá la información sobre el espacio.
- Identificativas de equipamientos como museos, colecciones, salas de arte… Una de las placas identificará el edificio y la otra completará la información debajo de ésta, como el plano de la ciudad y las principales señales orientativas. Se caracterizan por ser discretas en tamaño, proporcionales y a la vez efectivas.
- Informativas (patrimoniales y de equipamiento), que ofrecen contenido e información turística de la ciudad. 
Para realizar este proyecto, el Estudio Carlos Fortes se inspiró en la señalización de ciudades como Londres, Barcelona o San Sebastián, unido a la estética ya creada en el mobiliario urbano de Salamanca y otros símbolos propios.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído