El Ayuntamiento de Salamanca, a través de las concejalías de Fomento, Patrimonio y Contratación, y de Economía, Innovación y Comercio, llevará a cabo nuevas medidas para favorecer la actividad comercial y facilitar la creación de oportunidades y de empleo para la ciudad. Entre ellas destaca el endurecimiento a las empresas que no cumplan con los plazos previstos para las correspondientes obras. El Ayuntamiento exigirá a las empresas que se ajusten a los plazos de ejecución de los proyectos de obra, imponiéndose en su caso las penalizaciones oportunas, a la vez que se interpretará de forma restrictiva los supuestos en que se pueda admitir la concesión de prórrogas en la ejecución de las obras.
 
Junto a estas medidas, el Consistorio potenciará también la coordinación con las empresas suministradoras de servicios, como telefonía, electricidad o gas,  para tratar de reducir posibles incidencias durante el desarrollo de las obras, como cortes de suministro, y facilitar a éstas que aprovechen la ejecución de obras municipales para realizar las canalizaciones y actuaciones que tengan previstas en la zona.
 
Evitar molestias a los vecinos
 
Todo este paquete está enfocado a causar el menor daño posible a los comercios y los habitantes de la zona, un aspecto que el Consistorio tendrá en cuenta a la hora de ajudicar las obras a una determinada empresa. Como medidas genéricas pueden valorarse la ejecución de las obras por fases completas, sin iniciar los trabajos en un tramo o calle sin que se haya terminado el anterior; la señalización adecuada de desvíos de tráfico de vehículos o peatonal y de acceso a comercios; el mantenimiento en lo posible de acceso a garajes y carga y descarga; la ejecución de pasarelas para acceso a viviendas; el cerramiento de la zona de obra de larga duración; la limpieza de vehículos de obra para evitar que el barro se extienda por toda la zona, y el acopio de materiales voluminosos dentro del ámbito de la obra o en almacenes del contratista, sin que supongan nuevas afecciones.
 
El Ayuntamiento  valorará en la adjudicación de las obras la reducción de molestias al comercio para apoyar a este sector. El objetivo, según ha añadido el edil de Fomento, es que todos los licitadores presenten propuestas en el proceso constructivo que minimicen el impacto de los trabajos, y aquéllas que se consideren significativas se incluirán como condiciones de negociación. De esta forma, las empresas que no puedan asumirlas se retirarán de la licitación.  Otra de las propuestas que se podrán valorar en la adjudicación de obras es el aviso previo de inicio de obras mediante la colocación de carteles en la zona, puertas de garaje y carga y descarga. 
 
Además, mediante la página web oficial se pretende mejorar la información relacionada con las obras en la ciudad, facilitando la previsión de los nuevos proyectos que se llevarán a cabo, así como de aquellos abiertos en ese momento y los que se iniciarán en las fechas próximas. Por otro lado, se unificarán las vallas y señalizaciones de las obras para que se puedan asociar con facilidad a cortes de tráfico en la calzada o en la acera y se perfeccionará la coordinación con las empresas de los diferentes suministros para tratar de evitar accidentes tales como los cortes de dichas prestaciones.
 
Agilización de trámites
 
Estas medidas se suman a las ya anunciadas por el alcalde de Salamanca para la agilización de los trámites administrativos, como la sustitución de la licencia de apertura y cambio de titularidad de 'Actividades Inocuas', en las que se enmarcan la mayoría de los pequeños comercios, y de 'Establecimientos y Actividades', referidas a la Hostelería, por la Comunicación de Inicio de Actividad; la puesta en marcha del programa 'Respuesta en 24 horas'; y la revisión de todas las ordenanzas y normas municipales con el objetivo de flexibilizar los requisitos y documentación ante el contexto económico actual.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído