El Ayuntamiento de Salamanca incrementó el pasado año un 20% las ayudas económicas para personas sin recursos hasta conceder 964, frente a los 804 de 2013. Estas ayudas se destinan a pagos del alquiler de la vivienda, de alimentos básicos o medicinas. El objetivo es estar junto a las personas que peor lo están pasando y ofrecerles una solución hasta que mejore su situación económica. A estos recursos municipales pueden acceder personas en situación de emergencia social con ingresos que no superen 1,2 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), situado en 6.390,13 euros anuales. 
 
A éstas se suman las ayudas económicas extraordinarias destinadas a familias en riesgo de desahucio. Durante el pasado año, en poco más de dos meses desde que se aprobó esta convocatoria, se concedieron a 25 familias ayudas para abonar, fundamentalmente, cuotas hipotecarias vencidas y otros gastos que agravan la difícil situación que atraviesan estas personas, que están en riesgo de perder su vivienda. Con el mismo objetivo de ayudar a personas en riesgo de desahucio, personal técnico del Ayuntamiento de Salamanca informa, asesora, apoya y valora la situación de las familias en riesgo de insolvencia hipotecaria para que puedan seguir disponiendo de su vivienda. El Ayuntamiento garantiza que la atención y la primera entrevista a las personas derivadas desde el teléfono 012 de la Junta de Castilla y León, al que deben llamar las personas que necesiten este servicio.

 

El objetivo, por lo tanto, es ofrecer asesoramiento a las familias que se encuentran en esa situación para elaborar una propuesta de viabilidad económica, así como interlocución bancaria con el fin de evitar el desahucio de su vivienda, tratando en todo caso, de facilitar el pago de la deuda. Un total de 130 familias han sido atendidas por el Ayuntamiento de Salamanca derivadas del teléfono 012 de la Junta de Castilla y León.

 

Vivienda con alquiler social

 

Por otra parte, el Ayuntamiento de Salamanca concedió a finales del pasado una vivienda con alquiler social a diez familias con escasos recursos. El perfil de los beneficiarios es familia monoparental, todas ellas son mujer con hijos a su cargo sin medios para acceder a una vivienda libre. El precio del alquiler de la vivienda oscila entre 50 y 100 euros, pero en ningún caso, supera el 14% de los ingresos de la familia. El Ayuntamiento no sólo proporciona una vivienda, sino que apoya a los beneficiarios desde diferentes ámbitos, como empleo o formación, con el objetivo de superar la complicada situación que atraviesan provocada o agravada por el contexto económico actual. 

 

Este fondo de viviendas municipales con alquiler social está enmarcado en el convenio suscrito entre el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, para ayudar a los salmantinos más vulnerables. En la elaboración del Programa Socioeducativo de Vivienda en Régimen de Alquiler Social ha colaborado, además, Cruz Roja y Cáritas, entidades con las que el Ayuntamiento de Salamanca mantiene una estrecha relación.

 

El Ayuntamiento de Salamanca dispone de otras 9 viviendas que están a disposición de las familias más desfavorecidas, con las que ya se está trabajando para la adjudicación de una de estas viviendas. Se trata, en definitiva, de una serie de ayudas y servicios que ofrece el Ayuntamiento de Salamanca a las personas que peor lo están pasando para tratar de paliar, en la medida de lo posible, su difícil situación. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído