El Ayuntamiento de Salamanca ha acogido en la mañana de este viernes la sesión ordinaria del pleno correspondiente al mes de noviembre, marcada por el debate sobre el transporte público urbano. El equipo de Gobierno del PP ha rechazado una propuesta del PSOE para modificar el servicio, reestableciendo los horarios anteriores a la reestructuración de mayo de 2010. Populares y socialistas ofrecieron sus respectivos datos para argumentar sus posturas, aunque de momento, hasta que se firme un nuevo pliego de condiciones, el autobús continuará con el mismo servicio.

En concreto, el PSOE solicitó que a partir del 1 de enero de 2012 se restablezca la última hora suprimida hace año y medio y, al mismo tiempo, se estudie modificar las frecuencias en función de la demanda real, reduciendo servicios en los momentos de menor demanda e incrementándolos en las horas punto. También que se permita la continuación en activo de los autobuses que, habiendo cumplido diez años de vida, resulten aún aptos para la prestación y refuerzo o reserva del servicio, si así lo determinan los informes técnicos. Finalmente, que se reorganice el servicio para que el tiempo que les corresponde a los conductores para su descanso durante la jornada no repercuta en la prestación del servicio a los ciudadanos.
 
Para argumentar esta petición, el concejal socialista Jesús González Rivas recordó que en 2009 hubo un aumento de medio millón de usuarios, “año que se tomó como base para los cálculos de la modificación sin tener en cuenta la repercusión tan negativa de cara a los usuarios, dejando con ello a muchos salmantinos que terminan su jornada de trabajo a la once de la noche sin medio de transporte público, obligándolos a utilizar el vehículo privado”. Además, aseguró que en 2010 la reducción de viajeros ha sido superior a un millón, pero el ahorro sólo de 133.000 euros para las arcas municipales.
 
Al respecto, el portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Rodríguez, explicó que la medida se adoptó cumpliendo el Plan de Saneamiento, ratificado por la Junta de Castilla y León para reducir el déficit del servicio de transporte público. Así, por ejemplo, el próximo año el déficit es de 10,2 millones de euros, dinero de los impuestos de los ciudadanos. Por eso, los populares rechazan la propuesta socialista, al igual que hace año y medio, pues las medidas se adoptaron tras un estudio de ocupación, apenas el tres por ciento durante la última hora suprimida, 358 plazas de 13.216 posibles. “O bien viajaban vacíos los autobuses o con dos o tres viajeros como máximo”, manifestó Rodríguez, que también leyó un reportaje de SALAMANCA24HORAS sobre la última hora del autobús, realizado hace año y medio.
 
Además, el portavoz municipal argumentó que dejar sin efecto la medida aprobada entonces supondría 400.000 euros de incremento en el coste, a lo que se sumaría más gasto de autobuses si se refuerzan las horas punta, y otros 600.000 euros si se congelan las tarifas, como se propuso en el reciente pleno de las ordenanzas fiscales. “Tenemos uno de los servicios de mayor calidad con el menor coste, así que con la que está cayendo no es lógico aumentar los costes”, concluyó.
 
Cofrontación de cifras
 
En su segunda intervención, el socialista Jesús González Rivas se dirigió directamente al concejal popular: “Sus cálculos no han sido tal. ¿Cómo se explica que en 2009 hubiera medio millón más de viajeros y al año siguiente, tras la aplicación de la reducción, hubiera un millón menos? Las cifras hablan por sí solas. En lugar de facilitar coger el autobús ustedes reducen el servicio”.
 
Al respecto, Fernando Rodríguez manifestó que la ocupación no se ha visto alterada principalmente por la reducción del servicio, sino por la situación económica de las familias, pues el descenso se produce en todas las líneas, todos los días y todas las horas. Así, los informes técnicos consideran que la tercera parte de la reducción sería achacable a los cambios en el servicio, que han supuesto un ahorro de 600.000 euros, no de 133.000 euros. Y concluyó afirmando que en 2011 hay, hasta octubre, más viajeros que el año pasado, y entonces la única línea que aumentó usuarios fue la nocturna.

Datos de 2011

El servicio de transporte urbano público de Salamanca incrementó su número de usuarios en el mes de octubre, al igual que en septiembre, tras varios meses de bajada, según explicó el portavoz del Grupo Municipal Popular, Fernando Rodríguez, durante el pleno. En concreto, fueron 1.159.578 los viajeros que utilizaron el autobús urbano de la capital en el mes de octubre, 19.782 más que en el mismo mes del año 2010, cuando fueron 1.139.796, lo que supone un incremento del 1,7 por ciento.

Las líneas que más incrementaron su número de usuarios son Los Cipreses-Buenos Aires (por Plaza Mayor), con 3.865 más; Aldehuela-Chamberí, con 3.792 más; Capuchinos-Zurguén, con 3.653 más, y Filiberto Villalobos-Puente Ladrillo, con 3.517. En cuanto a las líneas que vieron reducido su número de usuarios, la mayor bajada se produjo en la línea Garrido-San José (por Hospitales), con 3.208 menos; Cementerio-Carretera de Aldealengua, con 1.566 menos, y Barrio Blanco-Montalvo, con 668 menos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído