El alcalde Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha adelantado este miércoles algunos detalles del Plan de Movilidad, que se presentará después de Semana Santa. El más destacado, la prohibición para los ciclistas de poder circular por las calles Toro y Zamora. Y es que el documento, que marcará las directrices de la movilidad urbana de la ciudad para los próximos quince años, considera que ambas arterias son zonas de riesgo por la amplia presencia de peatones. Por eso, para evitar atropellos y accidentes, se crearán rutas alternativas para circular por el centro de la ciudad.

Esta normativa se aplicará "a la vuelta del verano", apuntó Mañueco. Así, una vez que se presente el Plan de Movilidad se abrirá un periodo de consultas con los partidos políticos, empresarios, sindicatos y asociaciones de la ciudad, de manera que puedan presentar alegaciones o realizar nuevas aportaciones. También lo podrá hacer cualquier ciudadano, pues se habilitarán los cauces de participación para que los salmantinos puedan realizar sus propuestas al Ayuntamiento sobre cualquier calle de la ciudad.

El Plan de Movilidad también contempla la ampliación de los carriles bici hacia los municipios del alfoz de la capital, como ya adelantó el pasado domingo el concejal de Fomento, Carlos García Carbayo, en una entrevista con SALAMANCA24HORAS. Ahora, el alcalde ha ofrecido algunos matices más de esta propuesta, que se realizará conjuntamente con las localidades del entorno de la ciudad para llegar a los cincuenta kilómetros de carril bici en total, el doble de la longitud existente en la actualidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído