Los ciclos económicos pasan, pero la desigualdad de género permanece. Tras décadas de analizar y denunciar la desigualdad laboral y salarial que soportan las mujeres, Comisiones Obreras (CCOO) denuncia que esa desigualdad continúa existiendo con una dimensión cualitativa y cuantitativa muy relevante. Así, responde a factores fuertemente arraigados en el modelo de mercado de trabajo.

El avance de la Encuesta Cuatrienal de Estructura Salarial reafirma la desigualdad salarial entre mujeres y hombres, desigualdad que persiste. El salario bruto medio anual en Castilla y León fue de 20.524 euros en el año 2014, lo que representa una variación del 0,4% respecto a 2013. La ganancia media de los hombres (22.904 euros) continuó siendo superior que la de las mujeres (17.682 euros), lo que supone una diferencia de 5.222,78 euros. 

En comparación con 2010 el salario de las mujeres se ha mantenido, pero a diferencia de lo que ocurre a nivel estatal, los hombres han reducido su salario acercándose al de las mujeres, por eso la brecha salarial se ha reducido.

A lo largo de esto años se ha constatado cómo el factor composición del empleo (jornada, tipo de contrato, sector?) ha tenido efectos sobre la presencia de las mujeres en el mercado laboral y, por lo tanto, sobre los salarios. El salario medio de las mujeres es 17.682 euros al año, pero la realidad es que la mayoría de las mujeres ganan menos tal y como indica la media, que muestra que la mitad de las mujeres gana menos de 15.269 euros al año. De forma general las mujeres son quienes continúan percibiendo los salarios más bajos.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído